Quantcast

La incidencia a 14 días se sitúa en 558,1 casos por 100.000 habitantes en Baleares

La incidencia acumulada de la COVID-19 en los últimos 14 días en el conjunto de Baleares continúa su tendencia al alza y ha registrado un nuevo incremento respecto a hace una semana, pasando de registrar 535,6 casos por cada 100.000 habitantes a 558,1 según el informe 33 del Servicio balear de Epidemiología publicado este viernes y que incluye información hasta el día 7 de enero.

Ibiza ha sido la isla que ha registrado un mayor incremento de su incidencia a 14 días, al haber pasado de 150,1 casos por 100.000 habitantes en dos semanas –222 diagnósticos verificados– que registraba la semana anterior a una tasa de 346,8 –513 positivos en 14 días–, lo que ha supuesto un 130 por ciento más en solo 10 días.

Menorca también ha visto como su incidencia ha subido los últimos 10 días, pasando de los 103,9 casos por cada 100.000 residentes –97 diagnósticos– de la semana pasada a los 170,2 –159 positivos en 14 días– que se ha recogido en el informe publicado esta jornada por el Servicio balear de Epidemiología.

En la isla de Mallorca la incidencia se ha estabilizado la última semana en una cota muy elevada, que casi ha multiplicado por 13 la tasa recomendada por la OMS. La IA14 se ha situado esta semana en los 636,1 casos por cada 100.000 habitantes, mientras la pasada era de 641,9. De 5.752 casos detectados en 14 días ahora registra 5.700.

En cambio, donde se ha registrado un descenso importante ha sido en la isla de Formentera. En los últimos 14 días se han detectado 43 positivos, mientras la semana pasada eran 86, lo que ha hecho que su incidencia se haya reducido a la mitad, pasando de los 710,1 casos por 100.000 habitantes en 14 días que marcaba la semana pasada, a los 355,0 de este viernes.

MUNICIPIOS Y ZONAS BÁSICAS DE SALUD

Asimismo, entre los datos facilitados en este estudio han figurado las tasas de incidencia acumulada por municipios y por zonas básicas de salud. Estos datos han podido variar respecto a los ofrecidos cada día por parte de la Conselleria de Salud y Consumo y que han tenido como referencia la positividad de las pruebas PCR y de antígenos, indicador que también se considera válido para tener información diaria de la evolución de la pandemia de COVID-19.

Por municipios, aquellos que registran hoy por hoy una incidencia más elevada en la última semana –incidencia a siete días por cada 100.000 habitantes– han sido el de Santa Eugènia, con 10 positivos la última semana y una IA7 de 640,6; Puigpunyent, con 11 diagnósticos en siete días y una tasa de 546,7 casos por cada 100.000 habitantes y Santa Maria, donde se han detectado 37 positivos, lo que ha dejado una IA7 de 501,7.

En cambio, en Banyalbufar, Es Migjorn, Escorca, Ferreries, Fornalutx, Mancor de la Vall y Ses Salines no se ha detectado ningún positivo la última semana.

PERFIL DE LA PERSONA AFECTADA POR LA COVID-19 EN BALEARES

En total, desde el inicio de la pandemia y hasta el 7 de enero, el Servicio balear de Epidemiología ha validado 39.247 diagnósticos positivos de SARS-CoV-2 en la comunidad –4.352 en Ibiza, 284 en Formentera, 33.462 en Mallorca y 1.149 en Menorca–, de los que un 76% (29.987) han presentado síntomas, mientras que un 24% (9.260) han sido asintomáticos.

Un total de 317 positivos han sido catalogados como casos llegados de otras comunidades y 162 importados de otros países. Otros 1.220 han sido usuarios de residencias geriátricas y 1.517 sanitarios.

Por otra parte, 481 defunciones han sido validadas como causa de COVID-19 hasta que se ha cerrado la elaboración de este informe, de las que 175 correspondían a personas que vivían en residencias.

El informe de Epidemiología también ha hecho un análisis completo del perfil de personas afectadas por COVID-19 desde el inicio de la pandemia, estableciendo que el grupo de edad más numeroso ha sido el de las personas de entre 40-49 años (7.090), seguidos de los de 30-39 años (6.696) y de 20-29 (6.145).

Del total de casos detectados los meses de diciembre y enero, la mitad (48,4%) tenían entre 20-49 años, un 23,1% tenían entre 50 y 69 años, un 17,4% eran menores de 19 años y un 10,1%, mayores de 70 años.

El informe 33 del Servicio balear de Epidemiología también ha establecido varias figuras con información sobre la letalidad y la tasa de mortalidad de la enfermedad en las personas diagnosticadas en Baleares.

Así, en cuanto a la letalidad, con los casos acumulados hasta este viernes ha sido de un 1,2% –de un uno por ciento en mujeres y un 1,4% en hombres–.

Por grupos de edad, la letalidad ha sido de un 16,2% en personas mayores de 90 años, un 12% en las personas de entre 80 y 89 años, un 5,8% en el grupo de entre 70-79 años, un 1,3% en los de 60-69, un 0,3% en los de 50-59 y de un 0,1 en los de 40-49 años.

En cuanto al tipo de tratamiento sanitario que han precisado los casos, el informe de Epidemiología ha apuntado que un 92% (36.068 casos) ha podido superar la enfermedad en su domicilio o similar con atención por parte de los servicios de atención primaria; un siete por ciento (2.721 casos) han sido ingresados en planta y un uno por ciento (458 casos) han necesitado ingreso en una unidad de cuidados intensivos.

UN TOTAL DE 536 BROTES DETECTADOS

Finalmente, el informe 33 que ha sido elaborado por el Servicio balear de Epidemiología ha ofrecido amplia información sobre brotes detectados –agrupaciones de tres o más casos de COVID-19–.

Hasta la publicación del estudio, en Baleares se han detectado hasta 536 brotes desde que empezó la pandemia en las Islas, 189 con investigación todavía abierta.

En total, se han diagnosticado 4.406 casos positivos asociados –aproximadamente el 11% del total–. Un 29% de los brotes (159) han sido de ámbito mixto, un 29% (155) de ámbito familiar, y un 16% (88) han sido originados debido a reuniones sociales.

En 526 brotes el caso primario era autóctono. La media de casos por brote detectado en Baleares ha sido de ocho positivos, los mínimos han registrado tres casos y el máximo –caso de residencia geriátrica– ha tenido 94 casos asociados.