Quantcast

Qué es un concurso de acreedores

El concurso de acreedores es un procedimiento o instrumento que toda empresa tiene a su disposición para solventar y responder ante dificultades. Esta herramienta está orientada para solventar situaciones económicas extraordinarias y de crisis.

El concurso de acreedores tiene como objetivo resolver problemas de falta de liquidez para hacer frente a sus responsabilidades de pago. Ya sea facturas a proveedores, deudas o salarios de trabajadores, entre otros.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES CARPE DIEM

En resumidas cuentas esta herramienta funciona como un proceso ‘salvavidas’ para las empresas.

El concurso de acreedores trata de ayudar a las compañías en situaciones de insolvencia y a través de este se articula una respuesta inmediata. Es decir el concurso funciona para articular un sistema que permita a las empresas hacer frente a sus responsabilidades económicas.

Para que el concurso de acreedores se establezca, pueden llegar a negociar quitas, paralizaciones de obras o hasta aplazar el pago de la deuda.

Toda compañía puede solicitar la declaración de concurso de acreedores cuando no tiene la suficiente liquidez. Es decir que es una herramienta disponible para todas las empresas.

Tipos de concurso de acreedores

Tipos de concurso de acreedores

Toda empresa puede solicitar dicha herramienta pero solo se someterán a concurso de acreedores las empresas que “no pueden cumplir regularmente sus obligaciones exigibles”.

Hay dos formas de solicitar dicho concurso:

  • Forma voluntaria. En este caso es la persona física o responsable de la empresa la que hace la solicitud. Es decir que la persona responsable tiene conocimiento sobre el estado financiero de empresa está en la obligación de solicitar el concurso.
  • Forzosa. Si es alguno de los socios o los acreedores los que solicitan el concurso. Esto puede producirse cuando hay desavenencias con la dirección de la sociedad.

¿Cuáles son las fases del concurso de acreedores?

¿Cuáles son las fases del concurso de acreedores?

Las fases de este proceso se dividen en las siguientes partes:

  • Fase común que es dividida en cuatro partes:

1- Solicitud de la declaración del concurso, estudio de la solicitud por parte del juez y la posible aplicación de medidas.
2- Resolución judicial declarando el concurso o desestimando la solicitud de concurso.
3- Determinación de la masa activa que hay en la empresa.
4- Se determina la masa pasiva y se clasifican los créditos que tiene la misma. Entre especiales, generales, ordinarios y subordinados.

  • Convenio

La segunda fase comprende las propuestas del convenio que el deudor y cualquier acreedor presente. Las propuestas contienen la proposición de quita o espero, pueden incluir ambas en un mismo convenio, especificando un plan de pagos minucioso.

Las proposiciones de convenio deben suponer la continuidad de la actividad empresarial o profesional del concursado.

Una vez presentadas las propuestas de convenio, los acreedores podrán votar en la junta de acreedores por la que consideren más favorable a sus intereses. Si alguna propuesta obtiene la mayoría y no adolece de ningún defecto o infracción, el juez aprobará el convenio.

  • Liquidación

En esta fase el deudor concursado puede solicitar en cualquier momento del concurso que se inicie la fase de liquidación.

También se abre una fase de liquidación cuando no se hayan presentado propuestas de convenio o cuando no existan convenios, entre otros casos.

Ya abierta la liquidación el deudor perderá todas sus facultades de administración y gestión, siendo el administrador concursal la persona encargada de hacerlo.Es decir que se comenzará a vender todos los bienes del deudor a fin de pagar la máxima deuda posible.

  • Calificación

En esta etapa del concurso de acreedores se realiza una reflexión a fin de catalogarlo como fortuito o como culpable.

Cuando se considera culpable significa que en la generación de insolvencia se aprecie dolo o culpa grave del deudor. En este caso los afectados serán inhabilitados para administrar bienes ajenos, condenados a devolver los bienes o derechos y deberán indemnizar por los daños causados.

¿Cuándo solicitarlo?

¿Cuándo solicitarlo?

Las personas responsables o los encargados de la empresa podrán solicitarlo siempre y cuando la empresa se encuentre en una situación en la que no le sea posible cumplir con sus obligaciones.

Sin importar sean crediticias, tributarias, seguridad social, salario, indemnizaciones y otros.

El ordenamiento jurídico prevé el concurso de acreedores para satisfacer el mayor número de deudas posibles y asegurar que ningún acreedor reciba un trato arbitrario de favor en perjuicio de otros acreedores.

Plazos

Plazos

Una vez sea de conocimiento de la empresa el estado financiero en el que se encuentra, se debe solicitar en el plazo de dos meses la declaración de concurso de acreedores. Solo en ese plazo es legal.

Justo antes de finalizar dicho plazo, se debe poner en conocimiento del juzgado que ha iniciado negociaciones para alcanzar el acuerdo de refinanciación. O en tal caso para obtener las adhesiones y continuar con el concurso.

En este plazo, no se podrán iniciar ejecuciones judiciales o extrajudiciales de bines o derechos que resulten necesarios para la continuidad.

En lo que respecta al periodo de negociaciones, el deudor tiene el derecho a solicitar de manera expresa que dicho concurso no sea publicado en los registros pertinentes.