Quantcast

Luces V-16: todo lo que debes saber según la DGT sobre las sustitutas de los triángulos

La Dirección General de Tráfico (DGT) anunció a finales del pasado mes de noviembre una serie de nuevas medidas orientadas a reducir el número de accidentes y adaptar la circulación a las nuevas condiciones de movilidad en las ciudades. Además de reducir el límite de velocidad en ciudades de 50 a 30 kilómetros por hora y la la regulación de los vehículos de movilidad personal, la DGT ha establecido la obligatoriedad de las luces V-16. Antes de que termine el 2021, todos los vehículos deberán tener una luz de estas características, que llegan para sustituir a los triángulos de emergencia que se utilizan en caso de accidente en carretera.

Y la medida llega con retraso, tras más de un año de espera. Fernando Grande-Marlaska, Ministro del Interior, aprobó recientemente el Real Decreto de Auxilio en Carretera el cual, entre otras medidas, le da luz verde a la obligatoriedad de estar en posesión de estas balizas. Estas luces V-16 permiten a los conductores accidentados hacerse ver en caso de accidente sin necesidad de bajarse del vehículo, como sí era necesario hacer con los triángulos. Con ello se busca reducir el número de atropellos en carretera, que en 2020 se incrementaron respecto a los del año anterior.

Así se usan las luces V-16

La utilización de estas balizas es de lo más sencillo y no tienen ningún misterio. En caso de que sean necesario, solo tenemos que sacar el brazo por la ventanilla del coche y adherir la luz al techo del vehículo o a cualquier zona de su superficie metálica. En el momento en que la luz esté fijada, empezará a emitir una señal destellante de color amarillo. Gracias a un reflector parabólico que dispone de una tecnología led, es posible que el vehículo, ya sea coche o moto, sea visible en todas direcciones y a una distancia de hasta un kilómetro en  condiciones de baja luminosidad.

Al mismo tiempo, estas luces V-16 pueden utilizarse a modo de linterna. Ya sea adheridas a la superficie metálica del vehículo o posadas en una zona plana, su luz puede ayudarnos a realizar alguna tarea necesaria con las manos libres. Asimismo, y según los datos de los que dispone la DGT, cerca del 40% de las averías en carretera son por causas eléctricas. En esas condiciones, no es posible utilizar ni luces de emergencia ni dispositivos cableados, por lo que este es otro problema que resuelven las V-16.