Quantcast

Cómo hacer unos mejillones al vapor que estén sabrosos y tiernos

Los mejillones son una comida tradicional en Galicia. Por su versatilidad son perfectos en cantidades de recetas con pescado. Estos bivalvos tienen grandes cualidades gastronómicas, su aporte proteico y su bajo contenido en grasa los hacen apetecibles. Preparar unos mejillones perfectos al vapor se puede realizar de una forma muy sencilla.  

Primeramente, se debe tener en cuenta, que, al adquirirlos, éstos deben ser de primera calidad, dado que éstos darán un resultado excelente a la receta. Sin embargo, para la obtención de un plato de mejillones al vapor que queden como para reyes, se deben tener en consideración algunos consejos como los siguientes: su limpieza, cocción y preparación. También te puedes intentar realizar los mejillones a la marinera, o conocer cómo cocer mejillones para que queden en su punto

Proceso para preparar los mejillones al vapor

Proceso para preparar los mejillones al vapor

Ingredientes

  • 1 kg. de mejillones gallegos.
  • 1 hoja de laurel.
  • 4 cucharadas de agua.
  • Un chorrito de vino blanco (opcional).

Consejos y limpieza de los mejillones

  1. Se debe tener la precaución de no consumir los mejillones luego de dos días después de su captura.
  2. Los mejillones se deben guardar siempre en el frigorífico hasta su cocción, esto en dado caso que no se vayan a consumir el mismo día.
  3. Al comprarlos, se debe revisar bien, y descartar los que tengan la concha rota, o que se vea su carne.  

Limpieza

Consejos y limpieza de los mejillones
  • Se deben comenzar limpiando los mejillones, aunque existen muchas opciones para ello, hay quienes les gusta la concha limpia antes de la cocción, otros prefieren eliminar simplemente lo gordo, evitando así que pierdan propiedades y se potencie el sabor.
  • Lo importante para su limpieza es que se debe eliminar las impurezas, es decir, tanto las barbas como los crustáceos que puedan tener adheridos.
  • Para quitar las adherencias se puede ayudar con un cuchillo, siempre debajo del agua del grifo, al retirar toda la suciedad se debe lavar muy bien la concha.

Cocción de los mejillones

  1. Una vez terminada la limpieza de los mejillones, se procede a su cocción.
  2. En una cazuela, se debe agregar una pequeña cantidad de agua aproximadamente de un dedo en el fondo del cazo, es decir, 3 o 4 cucharadas de agua.
  3. Se debe tener en cuenta que los mejillones durante la cocción sueltan agua de su interior.
  4. Una vez listo los mejillones, se recomienda guardar el caldo resultante, una vez colado y libre de impurezas, este caldo enriquecerá cualquier plato de mariscos, arroces, guisos o pastas.

Presentación final de los mejillones al vapor

Presentación final de los mejillones al vapor
  1. Una vez que se ha añadido a la cazuela la cantidad de agua requerida, se debe agregar los mejillones, junto con una hojita de laurel (opcional), para que de esta manera se aromatice el plato.
  2. Luego que estén todos los ingredientes en la cazuela, se debe tapar y llevar al fuego. Desde que el agua reviente a ebullición, estarán listos aproximadamente en unos 7 u 8 minutos, hasta que estén listos.
  3. Cuando se compruebe que todos los mejillones hayan abierto, ya estarán listos para disfrutar.
  4. Se debe apagar el fuego, escurrimos el caldo resultante, y se reserva.
  5. Finalmente, se deben servir bien calientes, se pueden acompañar con unas rodajas de limón, aunque no es necesario.

Trucos para cocer los mejillones al vapor

Trucos para cocer los mariscos
  • Para realizar más fácil la limpieza, se puede utilizar un estropajo verde o metálico, y colocando los mejillones bajo el grifo de agua, se debe frotar ligeramente.
  • Con un cuchillo de puntilla o una pinza, se retiran más fácil las barbas. Esto es importante, porque las conchas hacen de recipiente.
  • Al momento de comprarlos, se debe asegurar que sean grandes y pesados, así como fijarse que no contengan agua en su interior. Para comprobarlo se deben sacudir ligeramente.
  • Una vez se cuezan los mejillones se abrirán las conchas. En caso que alguno quede cerrado, no se deben cerrar para abrirlos, ya que significa que está en mal estado y se deben descartar. Es importante realizar esto pues la gastroenteritis, provocada por marisco es peligrosa.

Razones para comer mejillones al vapor

  • Son beneficiosos pues ayudan a controlar el peso: aportan proteínas de buena calidad, dado a que tienen poca grasa son ideales si se sigue algún régimen alimenticio, dado que son al vapor una ración de 100gr solo aportan 67 calorías.
  • Contienen vitaminas y minerales las cuales son esenciales en el embarazado, así como en la lactancia y en el desarrollo infantil, entre los minerales que se consiguen destacan: el hierro y el yodo que lo contiene en cantidades superiores al que se encuentra en carnes como el del cerdo o ternera.
  • Contienen además grandes cantidades de vitaminas B12, la cual es primordial para la salud del sistema nervioso.
  • La formación de los glóbulos rojos y para el crecimiento y desarrollo. Contiene además grandes cantidades de selenio, el cual es importante para el sistema inmunológico y la glándula tiroides.
  • Poseen gran cantidad de omega-3: son una fuente rica en ácido graso omega-3, la cual tiene beneficios cardioprotectores, y regulan los niveles de triglicéridos.