Quantcast

Qué es la hidroterapia

Cuando pensamos en algún tratamiento para curar una enfermedad, quizás lo primero que se nos venga a la mente sea pastillas o medicinas, pero la verdad es que existen muchas otras técnicas que forman parte de un tratamiento y no son necesariamente consumibles.

Ejemplos como la fisioterapia, terapia psicológica, masajes, yoga y reflexología son de gran ayuda para sanar muchas enfermedades. En este caso, hablaremos de una técnica que aunque es antigua, es en el presente donde está ganando popularidad: la hidroterapia. Si deseas conocer este nuevo método curativo, sigue leyendo para enterarte de todos los detalles.

¿Qué es la hidroterapia?

¿Qué es la hidroterapia?

La hidroterapia es una nueva técnica que consiste en utilizar el agua como método para curar o calmar diversas patologías e incluso trastornos, también ha tenido un papel especial en los procesos de rehabilitación ortopédica, ya que estando los pacientes dentro del agua tienen más facilidad para realizar los movimientos que se les dificulta fuera de ella.

También es conocida por muchos como terapia acuática, y se ha vuelto muy conocida entre médicos y fisioterapeutas especializados en las lesiones o patologías del aparato locomotor. Sin embargo, esto es solo un complemento extra del proceso de rehabilitación, puesto que además también es necesario ejercicios fuera del agua.

¿Cómo funciona la hidroterapia?

¿Cómo funciona la hidroterapia?

Ahora bien, el medio acuático en este tipo de terapias cumple la función de servir como apoyo para aquellos pacientes que presenten problemas o lesiones en la columna o extremidades. Esto se debe a que dentro del agua pueden realizar con mayor facilidad las rutinas de ejercicios que estando fuera de ella podrían causar accidentes o dolor.

Esta técnica también es común para las personas que necesiten rehabilitación luego de haber sido sometidos a una operación, permitiéndoles tener mayor control sobre sus cuerpos, mantener la resistencia y fortalecer los músculos y huesos que han estado sin movimiento durante el reposo. Por ello hay rehabilitación con tratamiento en la piscina.

Patologías y síntomas que mejora la hidroterapia

Patologías y síntomas que mejora la hidroterapia

Como ya te mencionamos, la hidroterapia aplica para la mayoría de problemas locomotores, eso incluye patologías asociadas a los huesos, músculos, articulaciones, tendones y ligamentos.

Las patologías más comunes en las que los médicos ofrecen la hidroterapia como una opción, son la lumbalgia, osteoporosis, artrosis y luxaciones. A su vez resultan de gran alivio para personas que han sufrido una fractura o esguince, así como también para síntomas que no están asociados a alguna enfermedad, como dolores de cuello o espalda relacionados a mala postura o exceso de movimiento.

Tipos de hidroterapia

Tipos de hidroterapia

Son varias las maneras en las que se puede aplicar hidroterapia como tratamiento en los pacientes, cada una de ellas depende de un previo análisis de su patología y limitaciones para así dar un plan más elaborado y que funcione adecuadamente. A continuación te explicamos los diversos tipos de tratamientos

Baños

Baños

Se refiere a las terapias realizadas en bañeras, tanques o piscinas especializadas para rehabilitaciones de patologías locomotoras. El baño puede ser total o parcial según como se necesite, también puede incluir otros efectos como remolinos en el agua para que la fuerza haga contacto con la parte afectada o vapor para que la temperatura haga efecto y alivie dolores. De hecho, hay ejercicios para realizar en el agua.

Duchas

Duchas

Son las duchas que conocemos normalmente, con la diferencia de que el asesor médico o fisioterapeuta establece algunas especificaciones para que tenga mayor resultado, como por ejemplo controlar la presión del agua, moderar la temperatura a cierto grado o localizar las fuentes de agua en las zonas que lo requieran.

Otros

Otros

Otro método de hidroterapia no requiere necesariamente que se haga contacto directo con una ducha o bañera. También puede aplicarse mediante compresas llenas de agua a una determinada temperatura o paños húmedos colocados estratégicamente en las partes del cuerpo afectadas. En algunos casos, se pueden añadir también químicos en el agua que funcionan como medicamentos.

Beneficios

Beneficios
Woman enjoying hydrojet shower in spa pool

Existen múltiples beneficios que surgen a partir de realizar la hidroterapia tanto físicos como mentales que sin duda son capaces de mejorar el bienestar general de una persona. Si tu o algún conocido está pensando en aplicar esta técnica, te exponemos cada uno de los beneficios para que te hagas a la idea

  • Ayudan a regular el flujo sanguíneo para que circule con más facilidad, evitando así muchas enfermedades cardiovasculares y síntomas de dolor lumbar, cervical y dolores de cabeza.
  • Produce alivio general en aquellas zonas que han sufrido contracturas, esguinces o exceso de tensión.
  • Es excelente opción para disminuir el insomnio y el estrés, debido a que esta técnica logra posicionarte en un máximo estado de relajación.  
  • Aunque se esté dentro del agua, se sigue practicando la ejercitación, por lo que es una manera de mantenerte sano a la vez que entrenas tus músculos.
  • El uso de agua con temperatura especificada por el experto, resulta beneficioso para calmar y neutralizar dolores fuertes en los músculos, huesos o articulaciones.
  • Gracias a la flotación, muchas personas con deficiencias motoras pueden mejorar los movimientos de su cuerpo por este medio sin sufrir daños.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto?           

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto?

Al igual que cualquier otro proceso de rehabilitación, la hidroterapia es algo que necesita tiempo y constancia para obtener los resultados deseados. Además, no es suficiente solo con este método sino que también se requieren de otros ejercicios complementarios fuera del agua para potencializar al máximo el cuerpo.

Las sesiones de hidroterapia se asignan basándose en el diagnóstico del paciente, a partir de ahí el médico o fisioterapeuta especializado en el área, determinará cuántas sesiones y cuales ejercicios deben realizarse, así como también el tiempo estimado para obtener los cambios. Sin embargo, lo recomendable es aplicar dos o tres sesiones por semana.

En conclusión, la hidroterapia puede servir como una solución viable para combatir, sobrellevar, eliminar y prevenir diversas patologías de una forma segura, sin ocasionar más lesiones o dolor en el organismo de los pacientes. Es por eso que entre los médicos este tipo de terapia es bastante recomendado y son muchísimos los casos en los que ha facilitado y cambiado la vida de personas.