Quantcast

Cómo elegir un buen colchón para dormir

La elección de un buen colchón es fundamental. ¿Por qué? Bueno, en caso de que no lo sepas una persona pasa un tercio de su vida durmiendo, lo que aproximadamente son unos 23-25 años. Es por ello que dormir es tan importante, y por ello debes comprar el mejor de los colchones. Un buen descanso te librará de los dolores de espalda, te brindará mayor energía durante el día y tendrás un mejor humor, entre otros beneficios más.

Y aunque no lo parezca, muchas personas no logran alcanzar el descanso perfecto al no saber elegir cuál es el mejor colchón. Existen muchos tipos, desde los que son fabricados con látex, espuma, muelles continuos o turones. Si no sabes cuál de todos es el ideal para ti, no debes preocuparte pues con esta guía podrás conseguir el que mejor de adapte a ti y a tus necesidades. A continuación conocerás los puntos clave para elegir un buen colchón.

¿Duermes solo o acompañado?

Colchón para pareja

Esta pregunta es fundamental al momento de elegir colchones. En caso que duermas con otra persona debes elegir un colchón que cuente con una buena independencia de lechos, como por ejemplo lo modelos que cuentan con muelles ensacados o con una capa de 4cm o mayor.

Por otra parte si no duermes acompañado debes elegir un colchón que se adapte a tu complexión y posición al momento de dormir. Este debe contar con unos 10-15 cm extra a tu altura, de esta manera no tendrás problemas al moverte durante el sueño.

Tu complexión corporal

Colchón según tu complexión corporal

Al momento de elegir colchones debes considerar la complexión de tu cuerpo. Para ello recuerda que entre más robusto sea tu cuerpo, mayor debe ser la firmeza de tu colchón ya que de esta forma te brindará más soporte al dormir. Por el contrario, entre más delgado sea, menos debe ser la firmeza de los colchones, de esta forma podrán adaptarse mejor a tu cuerpo y a tu peso.

La postura al dormir

Colchón según tu postura al dormir

Ten en cuenta que la forma en la que duermas también se toma en cuenta al momento de elegir colchones, lo mismo que ocurre con las almohadas. Si eres de las personas que duerme bocabajo debes conseguir colchones más acolchados, en cambio de eres de los que duerme bocarriba tienes que irte por los colchones más firmes. Pero si duermes de lado lo mejor es que consigas algún colchón no muy esponjoso pero tampoco muy firme.

El movimiento durante el sueño

Colchón según tus movimientos al dormir

Si te mueves mucho al dormir debes optar por los colchones duros, de esta manera te brindarán apoyo durante el sueño, por lo que dormirás más cómodamente. En cambio si te mantienes en completa quietud, lo mejor son los colchones más acolchados, pues así podrán adaptarse mejor a tu cuerpo y estarás más cómodo durante la noche.

La sensación térmica de tu cuerpo

Colchón según tu sensación térmica

Las personas cuya temperatura suela ser más elevada al dormir (sean calurosas), necesitarán colchones que cuenten con muelles ensacados, posean visco con gel termorregulador y que tengan una funda de tejidos naturales. Por el contrario, quienes suelan tener una temperatura más baja (sean friolentos), van a necesitar colchones fabricados con látex o espuma y que posea cara de invierno.

Ten en cuenta que entre más ancha sea tu cama, mejor podrá disipar el calor.

Tu edad

Colchón según tu edad

La edad es un factor importante ya que con el tiempo la estructura de tu cuerpo va envejeciendo, por lo que necesitará contar con un soporte diferente. Es por ello que para los niños y los adolescentes se recomiendan camas más firmes que puedan brindar un mayor apoyo durante el sueño, ya que generalmente son los más jóvenes tienden a moverse más a mitad de la noche.

Por el contrario, las personas mayores tienden a moverse menos durante el sueño, es por esto que necesitan una cama más acolchada para que puedan brindarle comodidad y soporte al cuerpo.

Consigue un colchón con garantía

Garantía del colchón

Al momento de comprar un colchón, debes asegurarte de que cuente con una garantía. De esta forma podrás regresarlo en caso de que presente algún defecto de fábrica o llegue a sufrir algún tipo de accidente. Las mejores camas son aquellas que poseen garantías de entre 10 y 15 años.

Periodo de prueba

Periodo de prueba del colchón

A diferencia de la garantía, los buenos colchones cuentan con un periodo de prueba en casa. Pero no debes confundir ambos conceptos. Algunos fabricantes ofrecen hasta 30 noches de prueba para que decidas si el producto vale la pena y cumple con todas tus expectativas. De no ser así puedes regresarlo a la tienda y solicitar una devolución o un cambio por otra cama.

Pero debes tener en cuenta que en este para que esto último ocurra el colchón en cuestión debe cumplir algunas características al momento de su devolución, como por ejemplo: no debe presentar manchas o rasgaduras, tiene que estar en perfectas condiciones, tal y como lo compraste.

¿Te han servido estos consejos? ¿Ya conseguiste tu colchón ideal?