Quantcast

Siete ciberdelincuentes detenidos por estafar 80.000 euros a una empresa

El Equipo de Investigación Tecnológica de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Badajoz (EDITE) ha detenido a investigado a siete personas, como presuntos miembros de un grupo de ciberdelincuentes acusados de estafar 80.000 euros a una empresa de la localidad pacense de Talarrubias.

Este es el resultado de la operación ‘Fomentor’, que se ha saldado con la detención de investigación de estas siete personas, vecinas de Valencia y Cuenca, como presuntos autores de los delitos de estafa y pertenencia a grupo delictivo.

Según informa la Guardia Civil en nota de prensa, las estafas perpetradas por este grupo consistía en atacar y hackear las cuentas del correo electrónico de la empresa, y una vez dentro de sus sistemas informáticos, “monitorizaban las conversaciones que mantenían con las empresas proveedoras, modificando los números de las cuentas bancarias a las que debían de llevar a cabo los pagos de las transacciones comerciales, por otros números de cuentas propiedad de los integrantes del grupo delictivo”.

Así fue como lograron estafar más de 80.000 euros a una empresa de Talarrubias, y ante lo cual, la Guardia Civil de Badajoz desarrolló un “complejo operativo de investigación tecnológica”, con el que obtuvieron vestigios para “incriminar y averiguar la identidad de los supuestos autores de la acción delictiva”, todos ellos integrantes en un grupo delictivos con roles bien definidos dentro de la organización y asentado principalmente en la Comunidad Valenciana, con ramificación en Cuenca, Málaga y Granada.

Se trata de un grupo de expertos delincuentes que para dificultar el seguimiento de la nvestigación de los agentes, llevaban a cabo diferentes transacciones del dinero estafado transfiriéndolo a otras cuentas bancarias, que posteriormente sus titulares retiraban físicamente en sus oficinas o a través de cajeros automáticos.

Esta operación sigue abierta, por lo que no se descarta la detención e investigación de otros integrantes del grupo delictivo, por su implicación en las acciones penales.

Por otra parte, en otras dos operaciones no relacionadas entre sí, denominadas ‘Cazal’ y ‘Zalima’ llevadas a cabo a principio del pasado mes de diciembre, el EDITE de la Guardia Civil destapó y detuvo a otros cuatro responsables de ciberestafas llevadas a cabo a dos empresas de los municipios pacenses de Zalamea de la Serena y Zafra.

Estas ciberestafas llevadas a cabo con el mismo procedimiento, atacando y hackeando sus cuentas de correos, para desviar de la misma manera pagos comerciales de 8.000 y 9.500 euros respectivamente, a diferentes cuentas de los ahora detenidos, todos ellos vecinos de Madrid.

Las diligencias instruidas por las diferentes ciberestafas han sido puestas a disposición de los Juzgados de Instrucción de Herrera del Duque, Castuera y Zafra.

Ante estos hechos, la Guardia Civil ofrece una serie de consejos para evitar estas ciberestafas, como mantener actualizado y protegido el ordenador; no compartir mucha información personal o de especial privacidad de la empresa en Internet; evitar los enlaces de correos y anuncios, o verificar regularmente los movimientos de su cuenta bancaria.

También se aconseja no abrir enlaces de correos electrónicos y archivos adjuntos de desconocidos, y apunta que los errores ortográficos y los correos electrónicos mal escritos, las direcciones de correo electrónico desconocidas, son algunas señales de estafas.