Quantcast

Más de 300 personas murieron ahogadas en espacios acuáticos en 2020

Un total de 338 personas han perdido la vida por ahogamiento no intencional en los espacios acuáticos españoles a lo largo de 2020, lo que supone una disminución del 23,18 por ciento respecto a las 440 personas de 2019; según el estudio comparativo del Informe Nacional de Ahogamientos (INA) de la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

Concretamente, en 2020 han fallecido 102 personas menos por esta causa que en 2019. Así, el INA establece que 79 de las 102 víctimas mortales menos registradas en 2020 en relación a 2019 se dieron, sobre todo, en los meses de octubre, con 37 fallecimientos menos (9 en 2020 frente a 46 en 2019), septiembre, con 24 (26 frente a 50) y julio, (77 el año pasado frente a 95 el anterior).

Excepto enero, mes en que hubo en 2020 cuatro óbitos más que el año anterior (21 frente a 17), agosto, el que más muertes hubo en el año (81 frente a 74), y noviembre (17 frente a 14), también el resto de los meses de 2020 experimentaron un descenso de muertes por ahogamientos no intencionales en España.

Esta disminución, que, en principio, se ve influenciada por las especiales circunstancias sociales derivadas de la crisis sanitaria, también se da en catorce de los diecinueve territorios autónomos españoles. Así, únicamente en tres se produce un aumento en relación con las víctimas mortales de 2019: País Vasco (de 12 a 17), Madrid (de 4 a 5) y Ceuta (de 0 a 1), mientras que en dos se igualan las cifras del año anterior, Navarra, con dos muertes, y Valencia, con 61. Es por ello que esta última vuelve a ser, por segundo año consecutivo, el territorio español con más muertes por ahogamiento en los espacios acuáticos.

En todo caso, el perfil de la persona ahogada en España a lo largo del pasado año es la de un hombre (82%), de nacionalidad española (84%), con más de 35 años (68,9%), que perdió la vida en una playa (40%) o, en todo caso, en un espacio sin vigilancia (77%) y entre las 10.00 y las 20.00 horas (66%). Así las cosas, destaca el hecho de que el 35,5 por ciento de las personas fallecidas (120 de las 338) tuviese más de 65 años.

Concretamente, en diciembre de 2020 se han registrado 14 accidentes mortales, nueve menos que el año anterior, con cuatro fallecimientos en Canarias, dos en Andalucía, Castilla y León, Galicia y uno en Cataluña, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y País Vasco.