Quantcast

La pandemia refuerza la formación online encabezada por el Project Management

La crisis de la Covid-19 ha cambiado todos los paradigmas bajo los que se regía el mundo. Entre ellos, la educación, que a raíz de los confinamientos ha encontrado en la formación online una cantera aún sin explotar por completo. Contando con la posibilidad de cursar útiles y completos masters online, además de gran empleabilidad, como el master de Dirección de Proyectos que ofrece la IMF Business School.

Aprovechando el cierre para abrazar la formación

Como por todos es sabido, la crisis sanitaria que ha azotado al mundo entero en 2020 ha puesto patas arriba muchos sectores de la economía y el de la educación es uno más de ellos. Sin embargo, el impacto sobre este mercado no ha sido negativo en muchos casos, ya que las nuevas necesidades de la sociedad se traducen en nuevos puestos de trabajo y, para satisfacerlos, los profesionales deben formarse. Por ello, y a raíz de los sucesivos confinamientos, la formación online ha crecido exponencialmente como un canal objetivo y óptimo para blindar nuestro bagaje. Y, entre ellos, uno de los programas que más ha crecido en 2020 es el master en gestion de proyectos online.

Debido a su importancia, así como a su alta empleabilidad, la gestión de proyectos se ubica en el panorama actual como una apuesta de futuro que poder abordar virtualmente a través de escuelas como la IMF Business School. Además, es tan amplio el bagaje formativo que tiene este puesto de trabajo que los profesionales que se especializan en Dirección de Proyectos van desde ingenieros hasta abogados, pasando por expertos del sector sanitario y tecnológico. Precisando como únicos requisitos una titulación universitaria o experiencia laboral acreditada. Una oportunidad para incardinarse en una apasionante y actividad y fortalecer las competencias para la inserción laboral.

La formación online en el nuevo contexto educativo

La pandemia de la Covid-19, como se ha mencionado, ha cambiado brutalmente nuestro modo de afrontar el día a día y, con él, ha acelerado la formación online como nunca antes. A raíz de la cuarentena, los masters online han proliferado a gran velocidad agrupando miles de individuos de todo tipo de experiencia profesional que han visto en las restricciones una posibilidad para ampliar su bagaje. Asimismo, la sencillez que confiere el espacio virtual para la organización ha sido de gran ayuda. Con posibilidad de flexibilizar horarios y aprender desde casa, la educación a distancia nos permite también incrementar nuestras aptitudes, intensificar nuestro estudio y, en definitiva, romper con nuestra procrastinación.

Durante el decurso de la pandemia, han aparecido todo tipo de cursos online de todas las disciplinas imaginables, demostrando que la educación se abre paso por más trágica que sea la adversidad. En otra instancia, la nueva realidad que combate el mundo ha puesto en relieve la gran utilidad del trabajo y la formación a distancia, dado que, aunque cualquier suceso de gravedad acontezca, existe un medio a través del que asegurar nuestra labor. Por otra parte, los nuevos retos que nacen ante el futuro de las empresas precisa ineludiblemente de grandes dotes de liderazgo para tirar adelante sus proyectos. Espacio donde accede el Project Management como un recurso de primera necesidad y, a la vez, un firme salvavidas.

De la colaboración a los proyectos

La evolución del mercado laboral ha hecho que muchos profesionales ya no sean meros colaboradores de una empresa y ahora trabajen por proyectos. Las ventajas de trabajar por proyectos son innumerables y, entre otras, contribuyen a que el trabajador esté siempre motivado y mejore su proactividad y su trabajo en equipo. Dado que pasamos de ser un actor adyuvante a un actor activo en el desarrollo de un plan hacia una meta en concreto, la sensación de utilidad del trabajador supera el simple apoyo laboral para hacer suyo el camino a seguir. Y, justamente, es aquí donde se enfatizan las habilidades de negocio.

Desde el lado de las empresas, se ha hecho evidente la necesidad de una figura que trabaje diseñando, implementando y controlando esos proyectos, aunque después asigne a un responsable individual para cada uno de ellos. Por una parte, es un modo de agilizar el resto de procesos, ya que dicha actividad queda acotada por un grupo y exime al resto del personal, dirigiendo otros proyectos,de concentrarse en una sola tarea. Y, además, se trata de un fantástico mecanismo de compenetración para con a quien se le confía un proyecto de suma relevancia.

¿Qué salidas tiene la Dirección de Proyectos?

La empleabilidad del Project Management es alta, generando distintos puestos de trabajo cuyo sueldo y relevancia dependen de su contexto y de la magnitud del proyecto a dirigir. Existen puestos de trabajo como asistente aldirector de proyectos o director junior que, pese a la inocencia del título, tienen un desarrollo como trabajador adjunto, pero con responsabilidades propias entre las que entra analizar el progreso o solucionar problemas. Cuanto al puesto de director de proyecto, la tarea se eleva a la de dirigir proyectos junto con otros compañeros, tocando complejos parámetros como el presupuesto o la administración del personal.

En otra línea, podemos encontrar otras labores como coordinador de proyectos, muy similar al director junior, o planificador, donde la tarea consistiría en mantener el cronograma de un proyecto para que todo salga al pie de la letra. Asimismo, en una categoría más elevada, se encuentra el director de proyecto senior o director de la Oficina de Gestión de Proyectos, con más responsabilidad a cargo. Y también como gestor de contratos hábil para la negociación y, de hecho, un rol emergente dentro de la dirección de proyectos. En suma, un trabajo de hoy para el mañana, seguro y de gran empleabilidad y que, además, cuenta con completos masters online como el de la IMF Business School.