Quantcast

La Isla de las tentaciones 3: destapamos las infidelidades y otros secretos

La  tercera edición de La isla de las tentaciones está al llegar. El programa “más rompedor y seguido de la televisión”, como dicen desde Telecinco, vuelve con nuevas parejas ansiosas de encontrar una respuesta a la gran pregunta que se hace cualquier enamorado o enamorada: ¿están hechos el uno para el otro? Difícil cuestión, ciertamente, y tal vez por eso sean tan elevados los índices de audiencia de un formato que le está funcionando a las mil maravillas a la cadena de Mediaset. Su estilo fresco y desenfadado le ha hecho ganarse un hueco en la parrilla de la televisión de nuestro país.

A la cadena de Mediaset le gusta probar y experimentar nuevos formatos, aunque buena parte de ellas acaban en la basura al cabo de pocos programas por bajas audiencias. No ha sido así con La isla de las tentaciones. Una vez más, tenemos a cinco parejas de valientes dispuestos a lavar sus trapos sucios ante los millones de espectadores que siguen el programa. Sus problemas son más o menos espinosos, y encontramos un poco lo de siempre en estos casos: celos, infidelidades, desconfianza…Cada loco con su tema y cada con su drama. Estos son los frentes abiertos que darán mucho que hablar durante la tercera entrega de La isla de las tentaciones. 

Hugo y Lara

la-isla-de-las-tentaciones

Hugo es un rostro conocido para cualquiera que siga un poco los realities y los programas de Telecinco. Este gallego de 24 años, nacido en la localidad de Bueu, será recordado por participar en “Gran Hermano 15”, adonde entró acompañado de su cabra Rubia. Su pareja es Lara, también de Pontevedra, con quien lleva ya una relación de cuatro años de duración y las cosas han sido bastante movidas en este tiempo. Lara necesita “volver a confiar de nuevo en él para poder, por fin, tener un hijo juntos”.

Como ellos mismos han reconocido, su problema es que “somos muy celosos y venimos aquí para intentar superar esos celos”. Los dos primeros años fueron un romance idílico, pero una vez transcurrida esa barrera las cosas empezaron a torcerse. Lara quiere asegurarse de que Hugo es la persona con la que realmente quiere tener un hijo, y para ello tendrá que demostrar su integridad en La isla de las tentaciones. Difícil asunto.