Quantcast

Cómo estudiar para un examen tipo test

En el proceso de Enseñanza – Aprendizaje las pruebas son muy importantes para calificar al estudiante y una de esas pruebas son las de test. En este proceso de enseñanza – aprendizaje se dan múltiples técnicas para calificar a los estudiantes, como diferentes métodos, para que el estudiante mejore la calidad de estudio, y así garantizar obtener los mejores resultados.

La capacidad de aprendizaje del estudiante se pueden medir con un examen de test, en el cual el aprendizaje estará enfocado en su manera de analizar, interpretar e incluso memorizar o recordar lo aprendido y plasmarlo en los instrumentos evaluativos que se requieran, para conocer que tanto sabe sobre un tema en específico y como se desenvuelve en forma oral y escrita.

Hay que reconocer como evaluar los conocimientos adquiridos, bien sea a través de exámenes tradicionales o de exámenes de test, que nos permita calificar el nivel memorístico y de aprendizaje de los alumnos. Esta selección debe ser la más adecuada, siempre pensando en la motivación del estudiante y su posterior mejoramiento académico.   

¿Qué es un examen tipo test?

¿Qué es un examen tipo test?

Los exámenes tipo test son aquellos en donde las preguntas tienen varias opciones de respuesta pero usualmente solo una es la respuesta correcta y por lo tanto, es la que se debe seleccionar marcando con una x, rellanando óvalos o sencillamente encerrando en círculos la letra o número. Este tipo de examen se diferencia del tradicional, en el cual las preguntas son algo memorístico.

En el examen tipo test no es que no sea importante la memoria sino que acá juega un papel muy relevante para responder las preguntas la memoria de reconocimiento de la respuesta correcta, mientras que en el examen tradicional tiene un rol más trascendental la memoria de recuerdo. En pocas palabras, hay una gran diferencia en el tipo de memoria que utilizamos para dar las respuestas.

Indicadores de estudio para las pruebas tipos test

Indicadores de estudio para las pruebas tipos test

He aquí algunas recomendaciones:

  • Hacer resúmenes del tema a estudiar, conceptos básicos y palabras claves. Los expertos en psicología proponen personalizar la forma de estudiar para mejorar el rendimiento en los exámenes, de modo que debes encontrar la que mejor te funcione.
  • Algunas preguntas pueden ser respondidas en base a nuestro sentido común o por el método de descarte.
  • Ir estudiando los pequeños detalles.
  • Hacer preguntas y dar respuestas de un tema, simulando la llegada del examen.
  • Es más fácil recordar palabras claves con una pequeña parte de la información.
  • Lee y comprende, es importante tener claros los temas de estudio sin dudas ni divagaciones sobre los mismos.
  • Estudia activamente, no memorices puntos y comas con exactitud sino que identifica lo clave en cada concepto.
  • Utiliza flashcards, apóyate en tarjetas de memoria.
  • Autoevalúate constantemente antes el examen en las posibles respuestas a unas preguntas sobre el tema estudiado.
  • Repite el proceso de aprendizaje una y otra vez para que aclares dudas.

Errores que se comenten en un examen tipo test

Errores que se comenten en un examen tipo test

Es habitual que durante la preparación de un examen se cometan errores y más cuando se trata de un examen de test, lo importante es reconocer los mismos para no cometerlos y que nos arrojen resultados negativos al momento de nuestra evaluación, así como de los resultados esperados después de horas de estudios y dedicación.

Entre esos errores podemos mencionar:

  • Darle mayor importancia a la memoria de recuerdo que a la de reconocimiento.
  • Organizar los temas a estudiar en forma lenta y progresiva, con la finalidad de repetir la preparación de los temas.
  • No ensayar los exámenes de test, es decir, no realizar un simulacro de cómo sería un examen de múltiples de opciones de respuestas.
  • No escoger el plan de estudio que mejore la preparación para el examen.
  • No estudiar lo suficiente, invertir poco tiempo al estudio del tema. Aunque hay quien te dirá que se puede aprobar un examen tipo test sin haber estudiado nada.

Algunos trucos para aprobar un examen tipo test

Algunos trucos para aprobar un examen tipo test

Una vez definido cómo debes estudiar para un examen tipo test, es importante conocer algunos trucos para aprobarlo, lo cual te dará la ventaja al momento de realizarlo y obtendrás resultados favorables. Aunque este tipo de exámenes parezca sencillo, tiene uno que otro truco para su aprobación.

Un examen tipo test puede presentarse con múltiples preguntas que debes responder en un periodo de tiempo estipulado y el cual no debes exceder, lo que hace limitante la resolución del mismo. Por eso debemos enfocarnos en invertir correctamente el tiempo al momento de responder y así continuar lo más rápido posible, para obtener los mejores resultados.

Durante un examen tipo test hay trucos a considerar para su aprobación, los cuales mencionaremos a continuación, a fin de obtener el éxito esperado de los mismos y alcanzar los objetivos trazados en el proceso de enseñanza – aprendizaje. Estos trucos servirán de mucho.

1.- Primeramente al iniciar el examen de test se debe leer con detenimiento las instrucciones del mismo. En ellas se indica todo lo relacionado con el examen, el tiempo a dedicar, las condiciones de las respuestas, la puntuación. Esto es importante de conocer antes de comenzar a responder

2.- Lee detenidamente las preguntas del examen de test, sin apuro, así como las posibles respuestas.

3.- Responde primero aquellas preguntas en las que tengas claras las respuestas, sin importar el orden de ellas, a fin de ahorrar tiempo y dedicarle más tiempo a las preguntas que no tengas claras.

4.- Descarta aquellas respuestas de una pregunta que no te aclaren las dudas de la misma o sencillamente sepas que no representan la respuesta correcta, ya que esto aumenta la posibilidad de acertar en la respuesta.

5.- Presta atención cualquier detalle de las preguntas, aunque sea el más mínimo: alguna fecha que no cuadre, alguna pista que nos pueda dar un indicio que nos permita poder seleccionar la respuesta correcta, algo que sea muy obvio.

6.- Elige la opción todas las anteriores, pues en muchos casos más de una de las opciones es la correcta y esta es la respuesta adecuada.

7.- Elige la respuesta más larga, pues cuando dos respuestas se parecen en su contenido es preferible escoger la más larga, ya que esta contiene todo.

8.- Respuestas que contengan estas palabras siempre, nunca, muchas veces selecciona las que no tengan carácter absoluto.