Quantcast

Qué es un neurólogo

El neurólogo es el médico que ha realizado estudios especializados en el trato de las enfermedades, y trastornos, los cuales afectan al Sistema Nervioso Central, Periférico y Autónomo, y, al sistema neuromuscular. En el país, para formarse como neurólogo, se precisa la Licenciatura en Medicina y Cirugía. Posteriormente, la especialización en neurología.

Qué enfermedades trata el neurólogo

El neurólogo también se encarga de las siguientes complicaciones del sistema nervioso que provoca otras enfermedades, como pueden ser:

  • La hipertensión arterial.
  • Diabetes.
  • Algunos traumatismos.
  • Tumores
  • Cefaleas.
  • Cerebrovascular.
  • Desmielinizantes.
  • Epilepsia.
  • Neurohistoria.
  • Neuromuscular.
  • Demencias y enfermedades neurodegenerativas.
  • Trastornos del movimiento.

Origen de los trastornos neurológicos

Origen de los trastornos neurológicos

‍El origen de un trastorno neurológico puede ser:

  • Cerebrovascular.
  • Epiléptico.
  • Accidental.

Si el trastorno es progresivo, es decir, se presenta desde hace unas horas, o pocos días, el neurólogo indicará que es de origen infeccioso o inflamatorio, presentando un curso agresivo. Si se desarrolla a lo largo de semanas o meses, se habla de un cuadro infeccioso crónico, carencial, tóxico-metabólico, o tumoral o inflamatorio moderado. En caso contrario, si se presenta desde hace años, puede ser degenerativo o carecer de gran trascendencia.

Síntomas de los trastornos neurológicos

Síntomas de los trastornos neurológicos

Tanto el diagnostico como el tratamiento temprano, además de la educación sobre la afección, son prioritarios para ayudar en la recuperación de la enfermedad.

Los síntomas que se presentan a raíz de los trastornos neurológicos funcionales, suelen variar dependiendo del tipo de trastorno, siendo ampliamente considerables para que provoquen deterioro, requiriendo una evaluación médica.  

Los síntomas generalmente afectan el movimiento, y el normal funcionamiento del cuerpo y de los sentidos. Estos síntomas pueden comprender:  

  • Debilidad o parálisis
  • Movimiento anormal, como temblores o dificultad para caminar
  • Pérdida de equilibrio
  • Dificultad para tragar o sensación de tener «un bulto en la garganta»
  • Convulsiones o episodios de temblores y una aparente pérdida del conocimiento (convulsiones no epilépticas)
  • Episodios de falta de reacción

Algunos trastornos que ve el neurólogo con mayor frecuencia

Trastornos que ve el neurólogo con mayor frecuencia

Las enfermedades más frecuentes que atiende el neurólogo, o de mayor incidencia que diagnostica un neurólogo son:

Migraña

El neurólogo también atiende estos dolores de cabeza que puede ser pulsátil, acompañado generalmente, por malestar digestivo con vómitos.  Las crisis suelen presentarse por alguna alteración vegetativa. Aunque no se conoce la causa de este malestar, se presume que pueda ser por antecedentes familiares.

Enfermedad de Parkinson

Es una enfermedad que se presenta con alteración postural, y perdida del balanceo de los brazos al caminar, esto ocasiona tropiezos y caídas. Al avanzar la enfermedad, se presenta rigidez muscular, temblor en las manos, personalidad obsesiva. Estas características suelen atribuirse a la pérdida de Dopamina en algunos núcleos nerviosos, generalmente se presenta en la edad adulta, y con mayor frecuencia en los hombres.

Epilepsia

Se caracteriza por la disminución o pérdida de la conciencia, así como seguida de convulsiones. Se presenta en forma generalizada o parcial, afectando a solo unos músculos. Su aparición suele deberse a una lesión cerebral, aunque en general no llega a identificarse.

Neuralgias

Es un dolor agudo el cual está relacionado con un nervio, en este caso es una neuralgia del trigémino en la cabeza, o con una raíz nerviosa, debido a una neuralgia del ciático en una extremidad inferior, en cualquiera de los casos pueden originarse debido a un trauma que afecte a la columna vertebral.

Esclerosis múltiple

Esta enfermedad de atribuye a la inflamación de la cubierta de mielina de las fibras nerviosas. Afectando de forma amplia al sistema nervioso, se caracteriza por la presencia de vértigos, hormigueos, parálisis e incluso, alteración en la pronunciación de palabras.

Ictus o infarto cerebral

Suele presentarse por la falta de fluido sanguíneo, en caso de una embolia o trombosis de arterias cerebrales, o por una ruptura arterial y extravasación sanguínea. Esta enfermedad se reconoce por debilidad o parálisis motora, así como la dificultad para hablar, alteración del equilibrio. Presentándose, además, hormigueos en medio del cuerpo, dolores de cabeza y trastornos de la visión.

Conoce las señales de que estén avisándote que lo sufres, presionando clic aquí

Problemas de debilidad muscular

Se presenta por la dificultad de contraer los músculos, pudiendo ser a consecuencia de una afección del propio músculo, o por los nervios que aportan el estímulo eléctrico, pudiéndose, además, presentarse por una debilidad generalizada de la persona debido a una enfermedad general, como puede ser un cáncer en fase avanzada. Cuando es imposible el movimiento se dice que es una parálisis.

Cómo trabaja el neurólogo

El neurólogo escucha con atención al paciente, efectuándole preguntas sobre aspectos específicos de sus dolencias. Seguidamente, explora el sistema nervioso para verificar la fuerza muscular, reflejos y sensibilidades, y algunos otros aspectos que considere importante.

Además, en consulta, de ser necesario, el neurólogo hace uso de las mejores tecnologías modernas para confirmar o descubrir el origen de los trastornos. En algunos casos, es requerida la colaboración de un psicólogo para efectuar de mejor manera los aspectos mentales del paciente. Se requiere la colaboración del médico de cabecera del paciente y el neurólogo para garantizar el control del tratamiento.

Cuando se consulta a un neurólogo, ya sea que lo indique otro médico, o por sugerencia de un familiar, suele generar intranquilidad, temor, o desasosiego. Estas sensaciones se presentan porque generalmente, se asocia la neurología a un trastorno grave e irreversible, o a un trastorno degenerativo, el cual suele provocar dependencia.

No se debe anticipar pronósticos sin acudir a la consulta, pues el neurólogo es quien determinará, mediante estudios específicos, la gravedad de alguna enfermedad. Ante el menor síntoma que percibimos diferente a la salud, se debe acudir al neurólogo, pues es el que está capacitado para detectar y poner tratamiento a tiempo y así mejor la calidad de vida.