Quantcast

Cómo hacer mantequilla casera

La mantequilla es un producto lácteo elaborado a partir de la leche de vaca. Mayormente es la parte grasa de la leche que ha pasado por un proceso de aislamiento de la proteína y de los carbohidratos.

Este producto está compuesto en un 80% de grasa y el resto es principalmente agua y sal. Por lo que la mantequilla es considerada un alimento muy calórico, pues solo una cucharada puede llegar a contener 100 calorías.

Lea TAMBIÉN: CÓMO HACER UNOS PENITENTES DE GAMBAS Y TRIUNFAR EN NAVIDAD

La mantequilla es una de las grasas más complejas, ya que contiene hasta 400 ácidos grasos diferentes. Además, es rica en varias vitaminas, entre las que están la vitamina A, D, E, B12 y K2. Sin embargo, es necesario consumirla en pequeñas cantidades, pues como ya lo mencionamos es un producto bastante calórico.

Se utiliza para ser la base de cremas, pasteles, dulces, para tostar pan, dorar o caramelizar cualquier vegetal. La mantequilla hasta cierto punto es sumamente deliciosa en la cocina a nivel mundial. No hay ningún platillo que se pueda resistir al toque especial que aporta la mantequilla.

Mantequilla, la creación perfecta para complementar en la cocina

Mantequilla, la creación perfecta para complementar en la cocina

Son bastante los detractores de la mantequilla, como ya hemos mencionado, no es un producto del todo saludable. Pero es posible consumirlo cuidando siempre la cantidad y es claro que no todos pueden resistirse a un buen pan tostado con un poco de mantequilla.

Sobre el origen de este producto no hay nada exacto. Se dice que alguien un buen día descubrió la mantequilla por accidente al batir la nata. El primer pueblo documentado y que elaboraba este producto fueron los mongoles.

Eran estos quienes batían la nata dentro de pieles de animales hasta obtener la mantequilla. Mientras que los celtas y los llamados vikingos fueron quienes se encargaron de extender el producto por las diferentes regiones marcadas por su colonización.

Con el pasar del tiempo, la mantequilla se fue extendiendo por Europa y posteriormente a Australia y África. Ha sido tildado como un producto de lujo para muchos , pues hubo una época en la que su preparación era hecha con la mejor leche.

Pero como todo cambia, este producto también lo hizo. Muchos adoptaron mejores preparaciones y surgió la variedad. Pues ahora hay muchas mantequillas sin sal, sin lácteo, hechas a bases de soja y es más accesible que en el pasado.

¿Cuáles son los tipos de mantequilla que existen?

¿Cuáles son los tipos de mantequilla que existen?

Existen diferentes tipos de mantequilla:

Por su procedencia

Se refiere a la mantequilla que ha sido obtenido de la leche o nata de vaca , pero también se puede obtener de la leche de animales como oveja, cabra, búfala. En estos últimos casos, en su denominación se debe hacer referencia a la especie de la que procede. La mantequilla de oveja o de cabra tiende a ser de un color más claro y un contenido graso superior a la de vaca.

Debido a su proceso de elaboración:

  • La mantequilla de nata dulce se produce a partir de la nata fresca madurada sin acidificar. Mientras que la producida por nata ácida se obtiene a partir de una nata que ha sido sometida a una maduración con acidificación.
  • La batida es aquella a la que se insufla aire durante su proceso de elaboración, alcanzando un contenido de un 30% de aire. Esto hace que sea más ligera y funde mejor que la mantequilla ordinaria.

Por su composición

Entre ellas tenemos:

  • Light o baja en calorías con un contenido graso menor de lo normal, con valores comprendidos entre los 41 y 65 g/100 g.
  • Con ingredientes no lácteos que lleva adicionados. Bien sea ajo, hierbas aromáticas, otros.
  • Con sal o mantequilla salada, es aquella a la que se le añade sal en su elaboración.

Preparar mantequilla en casa en simples pasos

Preparar mantequilla en casa en simples pasos

Hemos dicho gran información sobre la producción de la mantequilla, pero llegamos a la parte más relevante: hacerla en casa. No es un proceso nada complicado, es muy sencillo y lo mejor de todo es que puedes hacerla a tu gusto.

Si pensabas que no podías hacer mantequilla en simples pasos, te equivocas. A continuación te muestro de qué manera hacerla y que quede deliciosa.

¿Qué necesitas?

  • Nata líquida para montar
  • Sal (opcional)

Preparación

Lo primero que debes hacer es batir la nata líquida en un tazón que debe estar recomendablemente frío.

Debes batir durante 20 minutos o hasta que notes que la grasa se ha separado del suero. Debe quedarte una mezcla grumosa y líquida.

Posteriormente cuela la mezcla para extraer todo el líquido que sea posible. Puedes guardar el suero restante para usarlo en otras preparaciones.

Ahora deberás envolver la grasa que quedó en el colador en una manta transparente o llamada manta de cielo, apretarla muy bien y sumergirla en agua fría con hielo. Exprime el exceso de agua y repite la operación. Listo.

Conserva la mantequilla en un envase con tapa en la nevera. Recuerda que la sal es opcional.