Quantcast

Cómo hacer un arroz con leche sin lactosa y que quede igual que el tradicional

Hoy en día ser intolerante a la lactosa ya no es un impedimento para poder degustar de los mejores postres, sin importar cuál sea. Actualmente son muchas las alternativas que existen para preparar los mimos postres, solo que sustituyendo aquellos que contengan lácteos. Y uno de estos deliciosos postres es el arroz con leche, el cual podrás probar y digerirlo sin problema alguno, ya no tendrás esa pesadez al probar un poco de este tradicional manjar.

Origen y evolución del arroz con leche

Origen del arroz con leche

Este postre se consigue en casi cualquier gastronomía del mundo, muchos países preparan esta receta, la cual originalmente solo consta de arroz cocido lentamente con leche y azúcar. Se puede servir frío o caliente, eso es lo de menos. Según la región en la que se prepare se le suele agregar canela o esencia de vainilla para agregar sabor y mejorar su aroma, e incluso en algunas zonas le agregan ralladura de limón para aromatizar.

Se cree que el origen del arroz con leche se remonta a la antigua Asia, que luego se extendió por Europa y África. Pero su llegada a América no fue sino hasta el siglo XVI, con la llegada de los colonizadores quienes exportaron este dulce gracias al aumento del comercio por las migraciones europeas al continente americano.

Ingredientes

Arroz para preparar el postre

Para preparar este delicioso postre apto para intolerantes a la lactosa, vas a necesitar lo siguiente:

  • ½ naranja (solo la cáscara).
  • ½ limón (solo la cáscara).
  • 1 rama de canela.
  • 60 gramos de azúcar.
  • 100 gramos de arroz de grano redondo.
  • 500 mililitros de leche sin lactosa.
  • Canela en polvo.
  • Margarina sin lactosa.

Puedes usar leche de soya o si lo prefieres leche de almendras, ambas son buenas opciones.

Preparación del arroz con leche

Preparación del  arroz con leche
  1. Para comenzar debes limpiar el arroz y eliminarle el almidón. Para esto deberás colocarlo en un reciente amplio y cubrirlo con abundante agua, tendrás que remover con tus manos. Asegúrate de hacerlo con cuidado para no romper los granos.
  2. Luego solo tendrás que dejar reposar por unos minutos y cambiar el agua por unas 2 o 3 veces. Sabrás que está limpio cuando veas que el agua sale clara y limpia.
  3. Para quitarle la piel a la naranja y al limón puedes ayudarte con algún pelador o un cuchillo. Solo asegúrate de retirar la parte naranja del la naranja y la amarilla del limón, ya que la parte blanca de de las cáscaras pueden darle un sabor amargo al postre.
  4. Hecho esto, en una cazuela coloca a calentar la leche con la rama de canela con a las cáscaras de naranja y limón. Una vez que llegue a su punto de ebullición, aparta la leche del fuego y deja reposar por al menos unos 15 minutos.
  5. Mientras se integran los aromas con la leche, coloca el arroz en una cazuela y cúbrelo con agua. Una vez que comience a hervir, baja el nivel del fuego al mínimo y deja que se cocine por unos 5 minutos. Retira del juego una vez que haya transcurrido este tiempo.
  6. Retira las cáscaras de los cítricos junto con la rama de canela y agrega la leche al arroz. Vuelve a llevar al fuego bajo por uno 20-25 minutos mientras remueves cada cierto tiempo.
  7. Mantén el fuego al mínimo nivel mientras vas agregando el azúcar, no dejes de remover en ningún momento hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Incorpora la margarina una vez que hayas retirado del fuego, esto le aportará cremosidad al arroz con leche.
  8. Finalmente podrás servir tus arroz con leche sin lactosa en algún cuenco y degustarlo frío o esperar a que se atempere para refrigerarlo por unas horas antes de probarlo, tú eliges según como re guste más.

Así de fácil es preparar un delicioso arroz con leche sin lactosa, además si lo deseas más cremoso puedes añadirle un poco de leche condensada sin lactosa, para que de esta forma puedas disfrutar de este postre en todo su esplendor.

Variedades del arroz con leche

Variedades de arroz con leche

Como sucede con todas las preparaciones gastronómicas, este postre posee sus  variantes alrededor del mundo. En algunas regiones se le suele preparar con pasas de ciruela o de uva. Existe una variedad conocido como el arroz emperatriz o el arroz de la emperatriz, el cual se le añaden yemas de huevo durante su preparación.

Este postre es muy típico de la gastronomía latinoamericana. En Perú por su parte se consigue una variante conocida como el arroz zambito, el cual es elaborado con nueces, coco rallado, pasas y chanchaca, que es una panela elaborada a partir de la melaza extraída de las cañas de azúcar. En algunos países del Caribe, como en Colombia o Venezuela se le añade coco rallado, clavos aromáticos y leche condensada.

La versión islandesa de este postre contiene manteca, mientras que en Alemania se prepara con trozos de manzana y en la cocina francesa se usa caramelo. Mientras que en noruega y los países nórdicos le añaden cerezas. En Irán por su parte le añaden azafrán y al norte de la India usan cardamomo.