Quantcast

Cómo ayudar a tu perro a que no sufra por los cohetes

Todos los dueños de mascotas saben lo que sufren sus fieles amigos cuando se acerca las fiestas y comienzan a oírse cohetes y demás pirotecnia constantemente. Los perros suelen ser las mascotas más afectadas: se esconden, tiemblan de miedo por el ruido, huyen, se desorientan… En fiestas puede haber ruido por todas partes y no entienden por qué. Se asustan porque el sonido es muy fuerte y a veces tiembla hasta el suelo bajo sus patas. No entienden de dónde proviene ni la razón de tanto alboroto.

Pero el problema no es sólo que lo pasen mal, si no las consecuencias que esta actitud puede provocar. Todos los años se dan multitud de casos de desapariciones de mascotas durante las noches de fiesta con pirotecnia. Las mascotas se sienten tan asustadas que escapan sin saber hacia donde se dirigen, se desorientan y sólo corren para huir del ruido hasta perderse. Y lo peor no es sólo que se escapen, sino que al estar desorientados pueden sufrir con mayor facilidad cualquier tipo de accidente, atropellos, peleas… Todos sus sentidos están colapsados por el ruido, que no les permite prestar atención a su entorno ni a los peligros que les rodean. Además los nervios les hacen actuar de forma impulsiva, empujándoles a perderse y a realizar actos peligrosos.

Cosas para evitar que tu perro se asuste con los cohetes

Sacarle

Antes de que empiece el ruido de las fiestas, sácale a dar un buen paseo para que haga sus necesidades, ande corra y se desahogue. Así estará más tranquilo el resto del día. Cuando le saques a la calle en días de fiestas, llévalo siempre atado con correa.

Con esto, conseguirás evitar que pueda escaparse por el sonido de un petardos o cohetes inesperados. Ten en cuenta todo lo que pueden llegar a sentir estos pequeños animales si no haces por su bien.

Cierra las ventanas

Ventana

Cierra todas las ventanas, persianas y puertas para insonorizar el ruido todo lo posible para los perros. Prepara un sitio acogedor aislado del ruido con su cama y manta para que que pueda refugiarse en el momento de ruido.

Pon un poco de música para disimular un poco todo el alboroto. Puedes intentar distraerle jugando con su juguete preferido para que así, pueda estar a otra cosa y no tenga en su cabeza todo lo que está ocurriendo.

No hagas mucho caso a los perros

Cómo ayudar a tu perro a que no sufra por los cohetes

Si se pone muy nervioso y está asustado, procura no hacerle excesivo caso, para que vea que no pasa nada. Aunque parezca contradictorio, si le acaricias, lo coges en brazos y le hablas con tono suave para calmarle, estarás confirmando sus temores y su actitud.

Así que aunque nos cueste resistirnos, lo mejor es demostrarle que no pasa nada, que no tiene por qué sentir miedo. Tendrás que utilizar este tipo de estrategia para que él pueda sentir que es algo normal, como otra cosa más. La cuestión está en no reforzar, sin querer, justo el comportamiento que buscamos evitar. Tiene que estar tranquilo con los cohetes.

Paciencia y calma, ten en cuenta que tu can es como una esponja para tus emociones, si ve que tú estás nervioso probablemente él lo estará más. No se trata de ignorar su malestar, sino de intentar que sienta que no tiene porqué preocuparse.

Productos calmantes para pasar el miedo a los cohetes

Cómo ayudar a tu perro a que no sufra por los cohetes

Hay productos calmantes que pueden ayudar a tu mascota a relajarse en situaciones de estrés. Algunos de ellos son la camiseta tranquilizadora, el collar o el difusor de feromonas y remedios naturales flores relajantes.

Podrás encontrar todo este tipo de objetos en una clínica veterinaria o en la tienda de mascostas más cercana que tengas. Allí te podrán aconsejar sobre qué comprara para tu perro, según el tipo de raza que sea.

No le dejes solo en casa con los cohetes

Solo en casa

No dejar al perro solo en casa y a ser posible, tratar de que esté en una habitación lo más alejada posible del ruido. Previamente es útil conseguir que tu perro tenga alguna zona segura, algún rincón de la casa donde esté particularmente a gusto, con sus juguetes y chuches… para que en momentos complicados, como fin de año, pueda refugiarse ahí.  

Si tu can está acostumbrado a estar en su transportín y lo asocia a momentos agradables, a viajes en los que está cerca de ti, etc… puedes dejar que se meta dentro: sería como su zona segura móvil. Pero no lo dejes solo y dentro de un transportín cerrado, obviamente, porque eso podría empeorar su ansiedad. Incluso puedes cubrir parte del transportín con alguna toalla para que se sienta más protegido.

Generar otro tipo de ruidos que oculten los cohetes

Cómo ayudar a tu perro a que no sufra por los cohetes

Encender la radio o la TV, poner música tranquila. Se trata de que sonidos no alarmantes sirvan para ofrecer la sensación de normalidad y calma. Así, todo ese desorden de sonidos se podrá ocultar al menos un poco.

En Youtube se pueden encontrar diversos vídeos de sonidos apacibles y música especialmente pensada para los perros. Incluso hay quien ha compuesto música especial para calmar a los perros. Con esto, seguro que tu perro podrá estar mucho más tranquilo.