Paloma Cuevas y el día que perdió la cabeza por amor verdadero

Paloma Cuevas y Enrique Ponce han sido y son unos de los personajes famosos más queridos del corazón. Juntos formaron una de las parejas ‘más envidiadas’ del país y al otro lado del charco. El torero y hija de otro gran maestro taurino de los años 70′, Victoriano Cuevas Roger, más conocido como Victoriano Valencia, hacían que cualquier aparición de ellos subiera el glamour de esa presentación, de esa boda, de ese homenaje… Su ruptura ha supuesto un antes y un después, suponía un shock para la familia, la opinión pública y como no para amigos y allegados de la pareja. Y es que para muchos,  eran la pareja idílica. El divorcio del torero y de la economista está siendo de lo más polémico. Ponce tiene un motivo muy serio para todavía no divorciarse de Paloma Cuevas.

Hubo algo que anuló la sonrisa de Paloma Cuevas

Paloma Cuevas Y Enrique Ponce De Boda Jose Mari Manzanares 1

Hubo algo que anuló la sonrisa que hizo que gran parte del matrimonio se perdiera. Paloma Cuevas no  pudo resistir la muerte de su hermano. Justo  este 22 de diciembres se cumplen seis años del trágico suceso.

Desde entonces no ha levantado cabeza como sus padres Paloma y Victoriano. La empresaria no es capaz de sobreponerse a la muerte de su hermano y vive en un letargo recordando constantemente a su hermano. La tristeza empañó su vida y su rostro.

Su hermano Victoriano Cuevas es su verdadera obsesión, su verdadero amor, su verdadero ángel. Fallecido hace seis años de un infarto es en el que se apoya cada vez que se cae, cada vez que recae en la nostalgia y en la tristeza: «¡Lo que yo daría por revivir una Navidad a tu lado! ¡Qué suerte la mía haber tenido un hermano como tú!».

Y continúa la todavía mujer de Ponce: «Te sigo abrazando y besando a través de tus hijos, con el compromiso de seguir homenajeándote con la mejor de nuestras sonrisas».

Siguiente: Enrique Ponce veía ‘morir’ a Paloma Cuevas en vida

Paloma Cuevas, la influencer por excelencia antes de existir las redes

Enrique Ponce Paloma Cuevas En La Boda De Rafa Camino Vestido Edurado Ladrón De Guevara

Paloma Cuevas durante muchos años ha sido santo y seña de la elegancia y del buen gusto. Nadie olvida sus modelos, y ha sido considerada como Naty Abascal o como Isabel Preysler de las españolas más elegantes. Ver a Palomita era símbolo de inspiración. Y si no, que se lo digan al modista Eduardo Ladrón de Guevara. La hija de Victoriano Valencia y de Paloma Díaz, ha sido su mejor embajadora y una de sus grandes musas. Comenzaba a despuntar cuando brilló como nadie con un exclusivo diseño en la boda de Rafa Camino con Natalia Álvarez. Tanto la novia como ella, elegían la aguja de Guevara y ambos diseños fueron muy pero que muy copiados por novias e invitadas de la época.

La reputada socialité se convertía en una de las influencers analógicas más mediáticas, ya que no existía esto de las redes. Las mujeres tiraban de la foto de revista para simular cada uno de sus diseños. Enrique Ponce era el novio ‘perfecto y modélico’ para cualquier madre y la gente vio en ellos una pareja ideal. Si acudían alguna presentación o un enlace, cual pareja de novios iban saludando educadamente a todos los presentes, mesa por mesa, como en la boda de Finito de Córdoba y Arantxa del Sol.

Siguiente: Con su cara angelical ilumina a todos los presentes. Pero hubo algo que tornó la sonrisa de la mujer de Enrique Ponce

Enrique Ponce veía ‘morir’ a su mujer en vida

El Cumpleaños Más Triste De Paloma Cuevas

Esa pérdida ha pasado una gran factura al núcleo Cuevas y como no, a Enrique Ponce que veía a su mujer como su mujer ‘iba muriendo en vida’. Hace tan solo unos días volvía escribir: «Mi hermano!!! ❤️ Nuestro ángel!!! 😇 Un ser lleno de luz que sigue iluminando nuestras vidas!!!✨ Una suerte haber crecido contigo, corazón!!!!…y poder seguir sintiéndote vivir dentro de mi!!!✨❤️», reflexiona la propia empresaria con todo lo que siente y cómo siente a su hemano.

Y manda mensajes que a cualquier entendedor con pocas palabras bastan: «Cuando disfruto de los ‘regalos’ de la vida, sé que lo hacemos juntos, porque tú vives dentro de todos nosotros, tu familia!!!❤️❤️❤️❤️❤️ Ser tu hermana fue una bendición para mí, porque tu bondad, lealtad, simpatía, sentido del humor y amor incondicional no tenían parangón❤️✨☀️».

Son en estos momentos en los que Paloma afronta su divorcio cuando más se apoya en su hermano: «Cuando miro al cielo con tus hijos de noche, siempre reconocemos la estrella💫⭐️donde habitas y con tu luz sigues alumbrando el camino de todos, recordándonos que el poder para disfrutar de la vida está dentro de nosotros y que el mejor homenaje que podemos darte es gozarla como sólo tú sabías hacerlo. Por ti, hermano!!!…por todas las lecciones que me has enseñado aún después de tu partida. Aunque lo hago cada día en mis sueños, añoro el poder oír tu risa, escuchar tus bromas y reírte hasta de tu sombra. Gracias por tu magia, ahora más presente que nunca en mi vida!!!»