Quantcast

Benyaich dijo a Exteriores que su postura sobre Ceuta y Melilla se mantiene sin cambios

La embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, dijo este lunes al Ministerio español de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación que no ha habido cambios en la postura de su país en relación con Ceuta y Melilla, según ha dicho la ministra, Arancha González Laya.

“Su postura tradicional no ha cambiado como tampoco ha cambiado la nuestra: Ceuta y Melilla son españolas”, ha dicho posteriormente en declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press.

Marruecos no reconoce la soberanía española sobre las dos ciudades y las considera “ocupadas”. Este lunes, Benyaich fue convocada de urgencia por la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores, Cristina Gallach, por unas palabras del primer ministro marroquí, Saadeddine El Othmani.

“Llegará el día en que vamos a reabrir el asunto de Ceuta y Melilla, territorios marroquíes como el Sáhara”, dijo en una cadena egipcia y recogieron los medios marroquíes. Eso sí, concedía que no es el momento de abordar esta cuestión con el Gobierno español.

“Primero hay que arreglar definitivamente el conflicto del Sáhara, que es nuestra prioridad absoluta”, dijo, solo unos días después de que su Gobierno se haya anotado una victoria diplomática con el apoyo de Donald Trump, que ha firmado el reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

Este martes, en rueda de prensa junto a la opositora bielorrusa Sveltana Tikanovskaya, González Laya ha relatado que Exteriores convocó a la embajadora para “pedir aclaraciones”, que es la “fórmula diplomática” que se usa para expresar una protesta.

Gallach le trasladó a la embajadora y que “espera de todos sus socios respeto a la soberanía e integridad territorial” de España, según informó Exteriores en un comunicado.

González Laya ha insistido en que el único motivo para posponer la Reunión de Alto Nivel (RAN) prevista para el 17 de diciembre fue la pandemia y las restricciones de movilidad y ha dicho que se celebrará “probablemente en febrero o marzo, cuando sea posible”, cuando ya hayan comenzado las campañas de vacunación y todo el mundo se sienta “un poquito más seguro”.