Quantcast

Cómo sacarse el carnet de conducir de moto

Si ya te cansaste de los vehículos de 4 ruedas puedes optar por una licencia para conducir de moto. Aunque la verdad esto no es completamente necesario ya que si  posees un carnet de coche puedes manejar una moto sin problemas, aunque con algunas limitaciones.

Los ciudadanos con una licencia B pueden conducir motocicletas que sean equivalentes al carnet A1, o sea aquellas cuya potencia máxima es de 11kW, sin tener que someterse a un examen. Aunque también tienes la opción de presentar un examen práctico del A2 y así poder conducir motos de 35kW o 48 CV. Pero debes tener en cuenta que con un carnet A puedes conducir cualquier tipo de motocicleta sin importar la potencia de su motor.

Conducir moto sin carnet A1

En caso de que desees cambiarte a una moto, puedes hacerlo sin la necesidad de un carnet A1, para ello solo deberás tener como mínimo 3 años de experiencia manejando autos. La experiencia es fundamental para que puedas responder a las distintas situaciones que se pueden presentar en el camino.

Aunque con el carnet A1 también puedes conducir los mismos tipos de motos que con el carnet B. La única diferencia es que con el A1 puedes conducir motos desde los 16, con el carnet B solo podrás hacerlo al menos a partir de los 21 años.

Requisitos y características

  • Para sacarte el carnet A1 necesitas tener 16 años como mínimo.

Este permiso de moto te permitirá conducir vehículos  sin sidecar hasta los 15cc, con una potencia máxima de 11KW y una relación potencia-peso que no supere los 0,1kW/Kg. Además de que una vez hayas obtenido el carnet A1, automáticamente se te convalidará el permiso AM.

Pruebas teórica

Para obtener tu carnet de conducir de moto necesitas superar una serie de pruebas:

  • Examen de aptitud psicofísica.
  • Un examen teórico dividido en 2 partes: en el primero tendrás que responder 30 preguntas generales de conducción con solo 3 posibles fallos. El segundo es con 20 preguntas específicas sobre motos y 2 posibilidades de fallo.
  • Un examen práctico dividido en 2 partes: el primero es en un circuito cerrado, y el segundo es en vías abiertas al tráfico.

Debes tener en cuenta que en caso de que ya tengas el carnet B, solo tendrás que superar la segunda parte del examen teórico: de preguntas específicas de motos. Cabe mencionar también que si superaste la segunda parte del examen teórico, no deberás volver a presentarlo en caso de que quieras obtener el carnet A2.

Pruebas prácticas

Luego de aprobar ambas partes del examen teórico, tendrás que presentar el examen práctico. La primera parte será en un circuito cerrado, mientras que la segunda parte es en vías abiertas al tráfico.

Las maniobras que debes realizar para aprobar el examen práctico en circuito cerrado son las siguientes:

  • Manejo de moto en parado.
  • Zigzag entre jalones.
  • Frenado de emergencia controlado.
  • Zigzag entre conos.
  • Circular sobre la franja de anchura limitada.
  • Sortear un obstáculo.
  • Aclaración y frenado a velocidad reducida.

En caso de que hayas superado este examen, deberás presentar la prueba en vías abiertas a tráfico. En este examen deberás circular por una ruta señalada por el examinador, quien te seguirá junto a profesor de la autoescuela desde un vehículo de acompañamiento, y desde donde te irá señalando las maniobras que debes efectuar a través de un intercomunicador. El tiempo de duración de esta prueba es de 20 minutos.

Ten en cuenta que estas maniobras son las mismas que se aplican para conseguir el carnet A2.

Suspensión del examen

Cuando hayas pagado las tasas requeridas a Tráfico, tendrás derecho a 3 convocatorias entre las pruebas teóricas y prácticas, esto quiere decir que tienes el derecho de suspender alguna de las pruebas. Aunque debes saber que en caso de suspender 2 veces seguidas cualquier examen, deberás volver a pagar las tasas de nuevo para poder obtener una nueva convocatoria.

  • Si apruebas el test teórico la primera vez que lo presentes, te quedarán 2 oportunidades para  suspender el examen práctico.
  • En caso de aprobar el test teórico a la segunda oportunidad, te quedará 1 oportunidad para el examen práctico.
  • De suspender el examen teórico 2 veces seguidas, tendrás que pagar las tasas nuevamente para poder presentar de nuevo.
  • En caso de que apruebes el test teórico a la primera vez, pero suspendes 2 veces seguidas el examen práctico, deberás pagar nuevamente las tasas.

Luego de superar las pruebas solo te quedará esperar tu carnet A1 para conducir moto. Para obtener más información sobre el carnet A1, puedes acudir a alguna autoescuela cercana y pedir asesoramiento sobre los permisos de conducir que existen y cuál es que te puede convenir según tu edad y el vehículo que quieras conducir.

¿Qué te ha parecido? ¿Te sido de utilidad esta información?