Quantcast

Cómo organizarte en tu teletrabajo para ser más productivo

En la actualidad son muchas las empresas y trabajos que han optado por la modalidad a distancia y esto ha sido un gran cambio para aquellas personas que estaban acostumbradas a realizar sus labores desde la oficina, los colegas cotilleando o compartiendo algún trago de regreso a casa.

Uno de los inconvenientes del teletrabajo es el de poder concentrarse y no disminuir los niveles de productividad. Es por ello que con esta guía podrás organizarte para trabajar más cómodamente desde casa y ser más productivos. 

Organiza tu espacio de trabajo

Organiza tu espacio para el teletrabajo

No es para nadie un secreto que un buen espacio de trabajo hace la diferencia al momento de aumentar la productividad. Es por ello que lo mejor que puedes hacer para comenzar a trabajar desde casa es elegir un buen lugar en el cual comenzaras a trabajar.

Lo que puedes hacer para esto es conseguir una habitación independiente donde no te puedas desconcentrar, que tenga buena iluminación, una decoración que te inspire y algunos muebles que sean cómodos pero que a la vez sean funcionales. En resumen: crea tu propia oficina en casa.

Ponte horarios

Ponte horarios para el teletrabajo

Una vez que ya tengas hayas adecuado el espacio que usarás como tu oficina en casa, lo segundo que debes hacer es comenzar a establecerte algunos horarios, esto te ayudará mejorar tu productividad al enfocarte un tiempo límite al día, y que así puedas aprovechar al máximo para tener una jornada más productiva.

Solo imagina que estás en la oficina de tu trabajo y debes llegar a una determinada hora, tomar algunos descansos y seguir con la jornada hasta terminarla, para así continuar al día siguiente. Un consejo para ello es que respetes tus horarios para que así no pierdas el ritmo.

Planifica tus objetivos

Plantéate metas

Lo primero que debes hacer antes de comenzar con tu jornada diaria es la de plantearte las tareas más importantes que debes cumplir para ese día. Puede ser atender una reunión, enviar algunos correos electrónicos o terminar algún informe, y no harás nada más hasta que hayas cumplido con cada una de estas.

Este ejercicio puedes planificarlo también al terminar con tu trabajo, antes de apagar el ordenador planificas las tareas primor día les del día siguiente y finalmente das por terminada la jornada. Este ejercicio es crucial ya que de no tener un plan correrás el riesgo más temido de todos los teletrabajadores: la procrastinación.

Ten una lista de tareas

Haz listas de tareas para el teletrabajo

Para tener una perfecta jornada de teletrabajo, las listas de tareas son una gran herramienta. Con estas no solo te organizarás y sabrás qué debes hacer durante la jornada y no perderte a mitad del trabajo.

Solo tendrás que en listar las tareas y dividirlas en algunas acciones. Luego te encargarás de ir tachando cada actividad que vayas terminando hasta cumplirlas todas. De esta forma también podrás ver tus avances durante la jornada laboral y tener una idea de qué tal alto está tu nivel de productividad.

Trabaja por bloques

Organízate por bloques

Luego de que hayas establecido tus objetivos principales, lo que debes hacer después es atender el resto de tus compromisos en bloques. Esto quiere decir que deberás definir el tiempo que invertirás en cada una de las tareas que tienes que cumplir a lo largo del día, además de jerarquizar las actividades, como atender correos o hacer algunas llamadas.

Evita lo más que puedas las interrupciones

Evita las interrupciones

Esto es vital si quieres ser más productivo. Lo cierto es que en las oficinas del trabajo existen algunas distracciones como las conversaciones con los demás colegas o las reuniones imprevistas. En casa puede pasar lo mismo, pero de distinta forma, como puede serlo una visita inesperada de algún familiar o vecino que necesite algo, lavar la ropa sucia o ir al supermercado  a realizar las compras.

Aunque a diferencia de los acasos anteriores, existen también algunas distracciones que sí puedes evitar y esas son las siguientes:

  • Las redes sociales debes silenciarlas durante la jornada laboral, luego podrás atenderlas.
  • Los quehaceres del hogar puedes hacerlos antes de comenzar a trabajar o luego, pero nunca durante el trabajo.
  • El teléfono debes usarlo solo encaso de una emergencia ya que al estar tanto tiempo en casa puedes distraerte haciendo alguna llamada y perder horas valiosas.
  • A pesar de que el coreo electrónico sea una herramienta primordial para el teletrabajo, a veces puede ser también un gran distractor. Por lo que en ese caso puedes apuntas en tu horario algunas horas en las que puedes darle un vistazo a tu correo y luego seguir trabajando.

Alístate para trabajar

Alístate para el teletrabajo

De igual forma como te preparabas para salir a la oficina de tu trabajo, también debes hacerlo para el teletrabajo. El pijama tienes que dejarla en la habitación ya que están completamente prohibidas en el trabajo remoto, aunque tampoco debes vestirte con traje. Lo ideal es que vistas de forma casual, de esta forma tu cerebro sabrá que al vestirte comenzarás con la jornada de trabajo y que en caso de que debas salir por alguna emergencia estés de solo tomar las llaves e irte.

De la a misma forma se recomienda que continúes con los rituales que tendrías en caso de asistir a la oficina de tu trabajo, como lo son la higiene, el desayudo, la vestimenta, ya que de esta forma vencerás a la pereza que puede causar estar en la casa todo el día y asumir un podo la responsabilidad de cumplir con tu jornada.

Mantén la comunicación con tu equipo

Comunicate durante el teletrabajo

En caso de que trabajes de la mano junto a algunos compañeros de trabajo, lo mejor que puedes hacer para mantener la productividad del grupo es el plantear algunos horarios, planificar los objetivos en conjunto y las metas a lograr durante la jornada. Además deben elegir el medio por el cual se comunicaran, ya sea el correo eléctronico, WhatsApp, Telegram, Skype o cualquier otra plataforma de comunicación.

En caso de que seas freelance puedes comunicarte de forma puntual con tus clientes, ya sea para solicitar alguna información o enviarles algunos de tus avances con el trabajo que estés haciendo. Aún en ese caso debes establecer las vías de comunicación que creas necesarias junto con el horario para comunicarte.

No dejes de lado tus descansos

Toma descansos del teletrabajo

Descansar es tan importante como cumplir con tus actividades y metas diarias, es por ello que debes incluir algunos descansos a lo largo de tu horario de trabajo. Estos no solo te harán tomar un respiro para atender algunas en tu casa, como preparar el almuerzo o poner a lavar alguna en la lavadora. Además de que te ayudarán a despejar la mente por un tiempo y evitarás la fatiga mental, evitando así disminuir con tu productividad.

Lo mejor es que descanses cada 2 horas para ayudar a tu cerebro a mantenerse concentrado. Los descansos pueden ser entre 5 y 30 minutos, según creas convenientes.