Quantcast

Qué es el fair play

El fair play es una frase que proviene del inglés, la cual significa “juego limpio”. Es un término usado en el ámbito de los deportes, para señalar el comportamiento honesto y correcto, el cual deben mantener los atletas ante sus oponentes, el árbitro, y los asistentes.

Éste se distingue por anteponer la satisfacción de competir limpiamente, y priorizar el deporte por encima del deseo de obtener la victoria. Esta expresión demuestra respeto al contrincante, al árbitro y a las normas; por consiguiente, enseña el efectuar el juego limpio, sin trucos o simulaciones que lleven a confundir al rival, o al juez; el no ofender de ninguna manera a ningún participante de la contienda, y aún más importante, el fair play es demostrar que se puede aceptar la derrota con dignidad, o disfrutar la victoria con sencillez y respecto.

Objetivo del fair play

Objetivo del fair play

El objetivo de fair play, primordialmente, es ser un modelo de comportamiento en el ámbito deportivo, el cual sirva de ejemplo a los niños y adolescentes, pero no solo en el área del deporte, sino que llegue a aquellos que podrían copiar conducta y manifestarlas en la vida social. Por lo cual para el fair play, es menester evitar todo tipo de conductas o comportamientos que afecten al deporte, o que se encuentren fuera del ser del juego.

Este tipo de conductas agresivas, pueden originarse no solo de los deportistas, sino de los dirigentes, patrocinadores, e incluso, de los familiares, es esto lo que busca eliminar el fair play. Organismos como la Federación Internacional de Fútbol Asociación​ ​ universalmente conocida por sus siglas FIFA, promueven el fair play dentro de las diferentes disciplinas deportivas.

Qué es y cómo funciona el Fair Play Financiero

Qué es y cómo funciona el Fair Play Financiero

Por motivos económicos, en los últimos años, los grandes clubs Europeos se han visto obligados a modificar su plan deportivo, lo que hace imposible fichar jugadores sin importar el coste, situación que ha puesto en riesgo la continuidad de importantes equipos del continente. Debido a la enorme deuda presentada por entidades las cuales no mediaban a la hora de comprar futbolistas, los cuales se encontraban fuera de sus posibilidades económicas, la Unión de Federaciones Europeas de Fútbol​ (UEFA), puso en marcha en el año 2011 el Fair Play Financiero.

Esta medida financiera consiste, básicamente, en no gastar más de lo que se ingresa, de esta forma se mantienen controladas las pérdidas económicas de los diferentes equipos. Además, es una norma que ayuda a evitar que los clubs comprometan su futuro con pérdidas en el mercado de fichaje.

Esta ley afecta únicamente a los clubs que estén calificados para competiciones UEFA (Champions League y Europa League), debiendo demostrar que no posee deudas con otros clubs, jugadores ni con autoridades tributarias. El Comité de Control Financiero de Clubes de la UEFA, es el que se encargará de evaluar el balance de las cifras de los clubs en los últimos tres meses de ejercicios económicos.

Las reglas anteriores quedarán excluidas si un club presenta lo siguiente:

  • Si dedica esfuerzos económicos a las mejoras de sus instalaciones.
  • Potencia las categorías inferiores o explota sus recursos.
  • Construye un nuevo estadium.

De realizar cualquiera de las anteriores, serán excluidos del gasto que controla el fair play financiero. Igualmente, con el fin de potenciar el futbol femenino tampoco será computado en el control final.

Posibles sanciones

Las sanciones por el fair play financiero se rigen por una escala en función a la gravedad. Antes de llegar a aplicar la máxima sanción, primeramente, se deben realizar algunas observaciones o llamados de atención, entre los siguientes:

  • Advertencia.
  • Amonestación.
  • Multa económica.
  • Reducción de puntos.
  • Retención de los ingresos obtenidos en competiciones UEFA.
  • Prohibición de registrar a nuevos jugadores en competiciones UEFA.
  • Restricción del número de jugadores que el club puede registrar para participar en competiciones UEFA, incluyendo un límite en el gasto global de los salarios de los jugadores.
  • Descalificación de las competiciones en curso o de futuras competiciones.
  • Retirada de un título o premio económico, que hasta el momento no se ha producido ningún caso de este última sanción.

Qué equipos han sido sancionados

Los primeros clubes que se vieron perjudicados por esta medida fueron el Manchester City y el Paris Saint Germain. En 2014 fueron sancionados con 60 millones de euros de multa por incumplir la norma. Ambos vieron también limitada la posibilidad de invertir en nuevos jugadores y una reducción a 21 jugadores en su lista de jugadores inscritos en la próxima edición de la Champions en vez de los 25 que suele haber.

En el año 2016 el Galatasaray incumplió el fair play financiero, tras presentar deudas con los salarios de sus futbolistas. La sanción impuesta, consistió en no poder participar en la Champions League en la siguiente edición.

En el año 2016 el Galatasaray no cumplió las normas implícitas en el fair play financiero, tras presentar deudas con los salarios de sus futbolistas. La sanción impuesta, consistió en no poder participar en la Champions League en la siguiente edición.