Quantcast

Detenidos los integrantes de una banda que robaba en viviendas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Alicante a ocho personas que formaban una organización criminal itinerante altamente especializada en delitos contra el patrimonio, principalmente en la modalidad de robos con fuerza en interior de domicilio, y que se desplazaban por toda la provincia para cometer estos ilícitos mediante el método del hilo de pegamento para marcar las puertas de las viviendas.

Con dicha desarticulación se han esclarecido un total de 15 robos en el interior de viviendas, se han realizado tres registros en diferentes domicilios y otro en una joyería que era utilizada para dar salida al producto de los robos. También se han realizado diferentes inspecciones en establecimientos de compro-oro, interviniéndose en todas ellas gran cantidad de piezas de joyería además de útiles y herramientas especificas para el robo en viviendas, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

La organización delictiva estaba muy organizada y estructurada en diferentes niveles. Por una parte, se encontraban los encargados de localizar las viviendas que posteriormente serían violentadas. Para ello, recorrían las diferentes ciudades de la provincia y de madrugada “marcaban” con hilos de pegamento las puertas de edificios enteros, con el fin de conocer al día siguiente si en estas casas se encontraban sus moradores en el interior o si por el contrario habían salido a trabajar.

Posteriormente, otros integrantes de la organización recorrían los edificios marcados y eran los encargados de entrar en las casas para robar. Estos últimos eran expertos en el manejo de ganzúas y otras herramientas especificas para forzar los bombines o cerraduras de las puertas de acceso a los domicilios. En muchas de estas viviendas los propietarios no se percataban del robo hasta el momento de ir a buscar las joyas del lugar donde las tuvieran guardadas.

En un tercer escalón del grupo estaban los encargados de dar salida en el mercado negro el botín de los robos, principalmente joyas y objetos de valor. Entre ellos se encontraba una persona que trabajaba en una joyería, responsable de fundir el oro para evitar que las piezas robadas pudieran ser reconocidas.

COLABORACIÓN CIUDADANA

La investigación de la Policía Nacional tuvo su inicio gracias a la colaboración ciudadana alertada por la difusión de una campaña de la Delegación de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante.

La operación policial desarrollada tuvo su inicio en la llamada a Sala del 091 de Alicante de una persona que observó cómo dos varones podrían estar manipulando la puerta de entrada de una vivienda. Esta persona recordó una campaña de la Delegación de Participación Ciudadana de la Comisaría Provincial de Alicante que se había difundido semanas antes en los medios de comunicación y trasladado a los administradores de fincas para prevenir sobre el método de los hilos de pegamento y comunicó lo que estaba sucediendo a la Policía.

Una patrulla del Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Distrito Centro se personó en el lugar y pudo localizar a estas personas, iniciándose desde ese momento una investigación por parte del Grupo de Delincuencia Especializada de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Alicante para conseguir identificar y detener a todos los miembros de esta Organización Criminal, altamente especializada y muy activa.

La investigación ha sido “complicada”, ya que los presuntos culpables tomaban grandes medidas de seguridad con el fin de evitar ser descubiertos dificultando la actuación policial. En este caso, ha destacado la Policía, han sido “muy importantes” las inspecciones realizadas por parte la Brigada Provincial de Policía Científica en los lugares donde aparecieron los hilos de pegamento.

Una vez identificados todos los integrantes de la organización criminal, se estableció un importante dispositivo policial que consiguió la detención de los mismos impidiendo un hecho infraganti.

REGISTROS

En el marco de este dispositivo se realizaron tres registros en viviendas, dos en la ciudad de Alicante y uno en la de la Nucía, así como un registro en un establecimiento-taller de joyería. En los mismos se ha intervenido gran cantidad de piezas de joyería, de oro y de plata, relojes, dinero en efectivo, varios móviles, así como gran cantidad de útiles y herramientas especificas para robos.

En uno de los domicilios, los investigadores localizaron un taller y depósito de fabricación de útiles y herramientas altamente especializadas para cometer robos en viviendas elaboradas de forma casera y manual. Allí mismo los arrestados realizaban prácticas con dicho material para perfeccionar sus habilidades. Los agentes también han intervenido los tubos del material utilizado para “marcar” las viviendas.

Hasta el momento, a los detenidos se les imputa un total de 15 robos con fuerza en domicilios, nueve en la ciudad de Alicante y seis en la de Elche, quienes habían marcado centenares de viviendas. La investigación sigue abierta y no se descarta que, dado el material intervenido, se les pueda imputar mas hechos delictivos. Muchas de las joyas intervenidas han sido entregadas a sus legítimos propietarios.

Los detenidos, varios de los cuales ya contaban con antecedentes policiales por hechos similares, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante, y se ha decretado el ingreso de varios de ellos en prisión por estos hechos.

Finalmente, la Policía Nacional recuerda que todavía no han localizado a todos los propietarios de las joyas recuperadas, por lo que hace un llamamiento a que si durante los últimos meses se ha sido víctima de un robo en su vivienda o se ha sufrido un robo de joyas en las localidades de Alicante o Elche y ha presentado denuncia puede informarse en la Comisaría Provincial de Alicante por si las joyas se encuentran entre las recuperadas.