Quantcast

Cómo dejar de roncar: los trucos más eficaces para hacerlo

Roncar esa sencilla palabra que puede ocasionar malestar en un hogar completo. El ronquido, son aquellos ruidos respiratorios fuertes y ásperos que ocurren mientras la persona duermen.

Se dice que el ronquido se produce cuando algo impide que el aire fluya de forma libre a través de la boca y la nariz. Cuando se respira pero hay algo que impide que el aire fluya, este hace que las paredes de la garganta vibren y es aquí cuando se produce el sonido de los ronquidos.

Este problema es más frecuente entre los hombres y en las personas con sobrepeso, y de acuerdo a varios reportes médicos es un problema que se agrava con la edad. Alrededor del 45% de los adultos roncan a menudo y el 25% lo hace regularmente.

Roncar, un problema de varios factores

Roncar, un problema de varios factores

Aunque es un problema que afecta mayormente a los hombre y a las personas que tienen soprepeso, los ronquidos pueden generarse por varias causas:

Lea TAMBIÉN: APRENDE A HACER TU PROPIO ROSCÓN DE REYES

  • El sobrepeso es el principal motivo, pues este ocasiona que el tejido extra en el cuello ejerza presión sobre las vías respiratorias.
  • El cigarrillo.
  • Una hinchazón de tejidos durante el último mes de embarazo.
  • Tabique nasal torcido o doblado.
  • Neoplasias en las fosas nasales.
  • Nariz congestionada por un resfriado o alergias.
  • Hinchazón en el paladar blando o la úvula, la porción de tejido que cuelga en la parte posterior de la boca.
  • Inflamación de las adenoides y las amígdalas que bloquea las vías respiratorias. Esto es lo que causa los ronquidos en la mayoría de los niños.
  • Una lengua que es más ancha en la base o una lengua más grande en una boca más pequeña.
  • Tono muscular deficiente. Esto puede ser causado por el envejecimiento o por el uso de pastillas para dormir.
  • El consumo de alcohol también pueden generar ronquidos. El alcohol relaja los músculos de la garganta y disminuye las defensas naturales contra la obstrucción de las vías respiratorias.
  • Privación del sueño. Es posible que no dormir lo suficiente provoque una mayor relajación de la garganta y por ende surjan los sonidos molestos.
  • Por lo general, los ronquidos son más frecuentes y fuertes al dormir boca arriba debido a que el efecto de la gravedad sobre la garganta estrecha las vías respiratorias.

¿Roncar produce complicaciones?

¿Roncar produce complicaciones?

Los ronquidos pueden ser más que solo una molestia , es probable que corras el riesgo de generar otras complicaciones:

  • Somnolencia diurna.
  • Frustración o ira.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Un mayor riesgo de tener presión arterial alta, afecciones cardíacas y accidentes cerebrovasculares.
  • Un mayor riesgo de sufrir accidentes automovilísticos debido a la falta de sueño.

Apnea del sueño ¿qué influye?

Apnea del sueño ¿qué influye?

Según estudios médicos, a veces los ronquidos de una persona pueden deberse a un trastorno del sueño llamado «apnea del sueño».

Este ocasiona que la persona deje de respirar total o parcialmente por más de 10 segundos mientras duerme. Luego ocasiona o jadeo cuando se inicia la respiración de nuevo y durante este proceso la persona se despierta del sueño sin darse cuenta.

La apnea del sueño puede dificultar conciliar un sueño profundo y también ocasiona molestia a la pareja durante la noche.

Trucos para dejar de roncar

Trucos para dejar de roncar

Aunque siempre puedes acudir al médico para un diagnóstico y un tratamiento mejor, también es recomendable que tomes en cuenta estos trucos para dejar de roncar.

  • Ejercita la lengua. Mueve la lengua para fortalecerla y evitar que se vaya hacia atrás durante el sueño. Sácala y llévala tan lejos como puedas arriba y abajo, a la derecha y a la izquierda.
  • Comida «cero ronquidos». Elige una cena ligera, frutas o cereales, si comes algo pesado hará que tu estómago se llene. Al estar tan lleno te presionará el diafragma, que es el músculo que hay entre la cavidad abdominal y la pectoral y complica la respiración.
  • Cero lacteos. Se dice que tomar leche o yogur antes de dormir puede provocar mucosidad y esto podría empeorar el problema de respiración. Un té caliente funcionará mejor.
  • No tomes alcohol antes de dormir. Los expertos aconsejan evitar hasta una simple copa de vino, pues el alcohol produce hipotonía, es decir, una pérdida del tono muscular que hace que la zona de la faringe vibre más.

¿Qué tal una canción? Se dice que cantar antes de dormir ayuda a las personas a «ejercitar» las cuerdas vocales.

  • Ejercicios gutururales. Otro truco es practicar a diario algunos sonidos, como pronunciar la palabra onomatopéyica «unga» en distintos tonos durante unos 18 minutos.
  • Tocar un instrumento como la flauta también ayuda a ejercitar los músculos de la zona faríngea.
  • Evita dormir boca arriba. Para evitar dormir boca arriba, puedes coser una pequeña bolsa en la espalda de la pijama y puedes introducir una pelota o pequeños granos de maíz. De esta manera cuando te des vuelta , te resultará incómodo.
  • Usar un collarín cervical también podría funcionar. Aunque es usado por aquellas personas que han tenido algún accidente, el collarín funciona para mantener la barbilla extendida y de este modo la respiración es fluida.

En caso que nada funcione, acude al médico y consulta todas tus dudas.