Quantcast

Expertos defienden la labor de la empresa en la transformación de la sociedad

Representantes de empresas y grandes compañías han defendido su papel en la transformación de la sociedad, coincidiendo con el aniversario de la Declaración de Derechos Humanos. «La sostenibilidad no es solo verde, es todo aquello que rodea a los derechos humanos», es una de las conclusiones que se han puesto sobre la mesa en la jornada ‘La mejora de las organizaciones a través de la sostenibilidad social’, organizada por las consultoras Prodigioso Volcán y Akuaipa Transformation con la participación de expertos de corporaciones empresariales.

En la jornada, los participantes aportaron su visión sobre los retos empresariales y el posicionamiento internacional, además de realizar un diagnóstico de la situación, sobre todo, respecto a la capacidad que poseen las organizaciones para generar un impacto positivo en la sociedad. A lo largo de la mesa redonda abordaron puntos clave como los nuevos modelos de negocio y los instrumentos que la Unión Europea espera aplicar en un futuro.

La directora general de Akuaipa, Adriana Ciriza, recordó la importancia de la nueva directiva anunciada por el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, que previsiblemente se aprobara a principios de 2021. «Una legislación de obligado cumplimiento basada en los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos, una legislación que ha puesto de acuerdo a todas las grandes empresas: tenemos la obligación de garantizar las mejores condiciones posibles a los que nos rodean», defendió Ciriza.

La directora general del grupo LKS Next, Elena Zárraga, recalcó la importancia de los ODS y la Agenda 2020-2030. «Desde hace años, los ODS están muy presentes en nuestra estrategia y nuestro modelo de negocio; la corporación Mondragón pone el foco en las personas, nuestro proyecto contribuye a transformar la sociedad y lucha por alcanzar los desafíos medioambientales. Hablamos de transformación social garantizando un empleo de calidad y la igualdad de oportunidades».

Respecto a la importancia de los derechos humanos, la directora de Comunicación y Sostenibilidad de Unilever, Ana Palencia, recalcó que la ambición de la compañía como empresa es incluir los derechos humanos en cada rincón para que se promuevan tanto a nivel individual como a nivel colectivo. «Creemos que los negocios solo pueden prosperar en las sociedades que protegen y respetan los derechos humanos. Antes del 2009, en nuestra empresa solo hablábamos de crecer y crecer; hoy nuestra misión es doblar el tamaño del negocio al tiempo que reducimos el impacto medioambiental», indicó.

Convencido de que las empresas son un actor clave para colaborar en los derechos humanos, el gerente de Comunidades y Derechos Humanos de Repsol, Carlos Monjas, reconoció que queda mucho camino por recorrer y entiende que esta futura directiva será un revulsivo que invitará a dar un paso más a las empresas en el terreno de la sostenibilidad y los derechos humanos. «Se nos pide un compromiso firme, que trabajemos respetando estos parámetros en cada uno de los países en los que operamos», explicó.

Para Monjas hacer bien las cosas respecto a la sostenibilidad y los derechos humanos «es una ventaja competitiva» y, en este sentido, se refirió a la prospección que fue ubicada por el Gobierno colombiano en «un lugar sagrado para los wayuu» y que no llegó a ejecutarse. «Analizamos el impacto que iba a suponer para la comunidad indígena, paramos ese proyecto y decidimos no seguir adelante en ese lugar», admitió.

En su disertación, el responsable de RSC de Sacyr, Diego Zamorano, suscribió todos los compromisos expuestos por sus compañeros y recalcó que cuando en un país se instala una empresa dinamiza la economía local. «No olvidemos que con nuestros proyectos ayudamos a las comunidades a mejorar su calidad de vida», concluyó.

Por último, para la directora de sostenibilidad de Prodigioso Volcán, Asun Candela, «queda mucho camino por recorrer, pero no por ello hay que dejar de valorar lo que están haciendo las empresas para defender la sostenibilidad y los derechos humanos; no olvidemos que la sostenibilidad no es solo verde, es todo aquello que rodea a los derechos humanos».