Quantcast

Cómo hacer un caldo de verduras casero que resucita a los muertos

El caldo de verduras no solo es exquisito, sino que también es un plato depurativo y al mismo tiempo es una base fundamental para otros platillos. Esta sopa de verduras es desintoxicante, remineralizante y alcanizante, por lo cual es un alimento que debes tener siempre presente en tu dieta. Además de que es utilizado también para preparar algunas sopas, cremas, incluso sirve para preparar arroz o guiso.

Además de esto el caldo de verduras es un plato versátil, ya que puedes darle un toque oriental al añadirle salsa de soja o un poco de pasta de miso, siendo ideal para preparar un rico ramen.  Además, si gustas también puedes usarlo para preparar alguna sopa con legumbres. Como lo puedes ver, esta preparación es bastante útil y nutritiva, es por ello que con esta receta podrás resucitar hasta los muertos.

Ingredientes

Ingredientes para el caldo

Para este caldo de verduras casero vas a necesitar lo siguiente:

  • 1 cebolla.
  • 1 calabacín.
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 nabo.
  • 1 patata.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 tomate
  • 2 zanahorias.
  • 2 ramas de apio.
  • 2 puerros.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen.
  • 3 litros de agua mineral.

Preparación

Cortar los vegetales
  1. En primer lugar debes limpiar todos los vegetales, luego cortarlos en trozos pequeños excepto las cebollas, estas debes cortarlas en juliana.
  2. Luego, en un cazo grande debes sofreír las cebollas con aceite. Cuando estas se comiencen a dorar debes integrar el resto de los vegetales picados. Remueve y deja que se salteen por unos 10 minutos.
  3. Luego de esto debes añadir el agua y dejar que hierva a fuego medio.
  4. Mientras el caldo hierve debes ir quitando la espuma que se llegue a formar en su superficie. Una vez que haya alcanzado su punto de ebullición debes bajar el nivel del fuego al mínimo y dejar que se cocine por 2 horas o al menos hasta que las verduras estén tiernas y el agua de la sopa haya tomado color.
  5. Finalmente sólo tendrás que retirar el cazo del fuego y una vez que el caldo se haya enfriado puedes colarlo.

Ten en cuenta que si quieres tomar el caldo con las verduras debes pelar las verduras trocearlas, de lo contrario, si solo usarás el caldo puedes añadir las  verduras sin pelar o cortar demasiado.

Y listo, así de fácil es preparar un nutritivo plato con verduras.

Cómo conservar

Preservar el caldo

Una vez que has preparado tu caldo y lo hayas dejado enfriar, puedes dejarlo reposar unas cuantas horas e incluso toda la noche para que de esta forma se concentren sus sabores y propiedades.

El mejor recipiente para almacenar tu caldo es en uno de cristal, ya que el plástico suele liberar algunos químicos que pueden afectar el alimento. Aunque puedes congelar tu caldo en una cubitera para que así puedas usarlo para preparar algunos guisos y otros platos

Normalmente el caldo dura unos 3-4 días refrigerado en la nevera. Pero si quieres que se conserve por mucho más tiempo solo debes congelarlo, de esta manera podrá durar hasta 6 meses. Pero en caso de que desees congelarlo, lo más recomendado es que dividas el caldo en diferentes recipientes de cristal. Aunque si deseas que tu caldo se conserve por hasta 1-3 años, puedes envasarlo en algunos recipiente con sellado al vacío.

Y para descongelarlo solo deberás dejarlo en la nevera por unas horas antes de sacarlo a la temperatura ambiente.

Cómo aprovechar el caldo

Caldo para ramen

Tener un buen caldo de verduras a la mano es bastante útil al momento de cocinar, ya que de esta forma te ahorras bastante tiempo en la cocina, a demás de que puedes improvisar una comida sencilla como una sopa o una crema.

Además de esto el caldo de verduras puedes servirlo a cualquier hora, ya sea como un desayuno, como parte del almuerzo o como en la cena. Incluso podrás usarlo para preparar pastas, cereales o estofados. Entre los muchos platos que puedes crear con el caldo de verduras están los siguientes:

  • Puedes utilizar el cado como una base para preparar alimentos como ramen, sopas, cremas.
  • Preparar cereales, pastas, paella, arroz caldoso, risotto, fideos a la cazuela, salteado de quinoa.
  • Hacer salsas y patés.
  • Pochar pescado o carne.

Son muchas las posibilidades que ofrecen el caldo de verduras, tu solo debes encargaste de dejar libre tu imaginación y preparar las mejores recetas con este rico caldo.

¿Cómo te ha quedado? ¿Te gustó?