Quantcast

Qué son las pesadillas

Las pesadillas son esas imágenes que generan miedo o ansiedad mientras dormimos. Se dice que son aquellas que causan agitación en el momento de soñar y casi siempre están asociadas a imágenes que generan terror, tristeza o cualquier otra emoción negativa.

Muchas veces las pesadillas son tan intensas, que generan la interrupción del sueño. Tal han sido las definiciones de dichas imágenes que ve o que «vive» el ser humano mientras duerme, que han tenido gran impacto en el mundo.

Muchas películas de terror incluso parten de las ideas de una pesadilla, al igual que historias y relatos en libros de suspenso o terror. Tanto así que han sido fuente de todo tipo de suposiciones relacionadas a la mitología o a la psicología, pues se dice que estos eventos son parte de los miedos a los que el ser humano le huye.

El término pesadillas define hasta las circunstancias más insólitas o desagradables que puede vivir el ser humano.

Tener pesadillas es relativamente «normal» y le pasa a grandes y pequeños, sin embargo muchas veces se convierte en trastorno y es un tema que se debe hablar con psicólogos y especialistas sobre el tema. Pues este trastorno de pesadillas, suele generar angustia y alteración del sueño, la persona que lo padece tiende a sentir temor al ir a la cama y por ende no duerme.

¿Cuál es la causa de una pesadilla?

¿ Cuál es la causa de una pesadilla?

No hay nada comprobado ni tampoco existe una sola causa que genere una pesadilla, pues son demasiados elementos o vivencias que puede tener el ser humano que durante la noche pueda terminar en una pesadilla.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES LA DIGNIDAD

Se puede decir que parte de las causas innumerables de una pesadilla es el estilo de vida. El estrés, la preocupación, una vida acelerada puede ocasionar estas alteraciones del sueño. Las personas que son adictas al alcohol también tiende a vivir estos episodios, al igual que aquellos que consumen drogas, pero mayormente estas personas terminan padeciendo trastornos de pesadillas y las imágenes suelen ser más desagradables.

Mientras que para los niños, algún evento de impacto como la muerte de su mascota o alguna imagen de una caricatura o película que les cause impresión.

Además, las pesadillas también se pueden generar por:

  • Consumo de un nuevo medicamento.
  • Dejar de beber alcohol de manera abrupta.
  • Comer justo antes de ir a la cama.
  • Enfermedad que genere fiebre alta.
  • Medicamentos que ayuden a dormir.
  • Suspensión de ciertos fármacos como somníferos u opiáceos para el dolor.

¿Cuándo las pesadillas son consideradas un problema?

¿Cuándo las pesadillas son consideradas un problema?

Como ya lo hemos explicado anteriormente, las pesadillas son normales, no son muy frecuentes y los episodios suelen ser breves. Algunas veces generan interrupciones del sueño pero no son nada drástico.

Las características suelen ser las siguientes:

  • La pesadilla parece real y es muy angustiante, suele volverse más inquietante a medida que se desarrolla.
  • Mayormente la trama del sueño está relacionada con amenazas a la seguridad o la supervivencia, pero puede estar relacionada con otros temas que inquietan como estudios, nuevo empleo y otros.
  • Sueles despertarte durante la fase de pesadillas. Algunas veces se puede retomar el sueño o algunas veces no.
  • La pesadilla te hace sentir atemorizado, ansioso, enojado o triste.
  • Algunas veces las pesadillas ocasionan transpiración y aceleración en el corazón. Esto mayormente ocurre cuando las imágenes son peligrosas, sobre ataques o alguna aparición extraña.
  • Puedes pensar con claridad al despertarte y recordar detalles del sueño.
  • Algunas veces el sueño te provoca angustia y te impide volver a dormir con facilidad.

Las pesadillas no son normales o se consideran trastornos cuando atraviesas alguna de estas características:

  • La frecuencia de las pesadillas es constante. Casi a diario.
  • Mucha angustia o problemas durante el día, como ansiedad o temor persistente. Ansiedad a la hora de dormir por temor a tener otra pesadilla.
  • Problemas de concentración o memoria. Las imágenes de la pesadilla no te permiten pensar con claridad, y sueles pensar siempre sobre ese determinado sueño.
  • Somnolencia durante el día, fatiga o falta de energía.
  • Problemas de desempeño en el trabajo, en la escuela o en situaciones sociales.
  • Problemas de conducta relacionados con la hora de dormir o miedo a la oscuridad

¿Cuándo acudir al médico por pesadillas?

¿Cuándo acudir al médico por pesadillas?

Los médicos se refieren al trastorno de pesadillas como «parasomnia», un tipo de trastorno del sueño que implica experiencias indeseables que ocurren al dormirte.

Pero si cualquier niño o adulto presenta alguna dificultad a la hora de dormir o tiende a padecer alguna de estas incidencias, es necesario ir al médico.

  • No te permiten conciliar el sueño. No puedes dormir por el tema de pensar en que puedes volver a soñar ese evento desagradable.
  • Cuando generen temor a la hora de dormir, pánico.
  • Cuando existan problemas de conducta o dificultades de funcionamiento durante el día.
¿Cuándo acudir al médico por pesadillas?

En cualquier caso, la mayoría de las personas no se ven afectadas por la aparición de las pesadillas, pero si estas representan algún problema o están generando consecuencias en la vida rutinaria, lo más recomendable es acudir a un especialista o psicólogo.

Las personas con trastornos de pesadillas muchas veces suelen consumir medicamentos para dormir, sin embargo no es recomendable. Siempre es necesario la observación médica antes de consumir algún somnífero. Relajarse, tomar algún té caliente o música también ayuda para serenar y conciliar el sueño.

Lo importante es entender que dichas imágenes o situaciones que aparecen en las pesadillas no son reales y por tanto no hay que dejar que afecte.