Quantcast

Qué es el bruxismo

El bruxismo es un hábito que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula y rechinar los dientes, ocasionando que estos se desgasten. También conocido como «enfermedad silenciosa» , puede ocurrir durante el día o la noche, pero casi siempre aquellos que la padecen no lo saben.

El bruxismo tiene mayor incidencia durante la noche y a raíz del contaste rechinar los dientes, esta patología puede ocasionar dolor de cabeza y dolor en los músculos de la mandíbula, cuello y oídos. Es decir, que si este hábito no tiene atención inmediata podría generar desgastes extremos y dolor mandibular agudo.

Se dice que esta patología afecta a un 70% de la población española, y no se dan cuenta hasta que algún dentista le informa sobre la irregularidad al hacer revisión rutinaria. El bruxismo suele afectar a hombres y mujeres por igual y suele manifestarse en edad temprana, como en la adolescencia.

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

¿Cuáles son las causas del bruxismo?

Hay infinidad de teorías sobre las causas de dicha patología, sin embargo hasta los momentos los especialistas lo apuntan a problemas de salud dental. También, muchos coinciden en que se trata de una reacción del cuerpo ante niveles de estrés y trastornos del sueño.

Otros factores que podrían causar el bruxismo sería una mala alimentación, alineación incorrecta de los dientes, trastornos respiratorios durante el sueño, mala postura al dormir o ansiedad.

Lea TAMBIÉN: QUÉ ES LA PROPIEDAD INTELECTUAL

Aunque no hay una certeza sobre sus causas , si está claro que produce un desgaste considerable en la dentadura y que comienza a aparecer durante la adolescencia. Aunque muchos no se dan cuenta que padecen esta dolencia, hay ciertas características que podrían determinar que padeces o tiene bruxismo.

¿Cómo saber si padeces bruxismo?

¿Cómo saber si padeces bruxismo?

El síntoma más explicito es el desgaste de los dientes y la leve inflación en las encías, además de dolores de cabeza y complicaciones para masticar o abrir la boca.

Como ya lo hemos dicho anteriormente, muchas de las personas que padecen bruxismo no se dan cuenta hasta que acuden a una consulta odontológica. Sin embargo, existen varios sintomas para determinar que podría tratarse de esta patología.

  • Contracciones de los músculos de las mandíbulas.
  • Actividad musculatoria (masticar sin ingerir alimentos).
  • Sonido de rechinado de los dientes mientras duermes o estas tranquilo haciendo cualquier cosa.
  • La sensación de tensión y dolor en el área de la mandíbula.
  • Posible inflamación del lado inferior de la mandíbula.
  • Desgaste de los dientes.
  • Fracturas de dientes.
  • Hipersensibilidad en los dientes a bebidas frías o calientes.
  • Fatiga muscular.
  • Dolor muscular en la cara, cuello, oídos.
  • Insomnio debido al dolor de la mandíbula.

Es preciso recordar que las consecuencias del bruxismo van desde la hiperestesia dental, que es sensibilidad excesiva hasta desequilibrios en la articulación temporomandibular (SATM). Ocasionando problemas para deglutir, movilidad dental y pérdida del diente.

¿Cuáles son los tratamientos para el bruxismo?

¿Cuáles son los tratamientos para el bruxismo?

Tras un diagnóstico oportuno y una previa revisión con un especialista, se procederá a determinar el tratamiento para atacar el bruxismo. Mayormente se hacen las valoraciones sobre las causas que lo puedan estar generando y luego se determina el tratamiento.

Estos tratamientos están enfocados en reducir el rechinado de los dientes e impedir un desgaste mayor del esmalte de la dentadura. También buscan eliminar el malestar y dolor del bruxismo y evitar grandes daños a la mandíbula que al ser permanentes pueden ser fatales.

Entre los tratamientos principales se encuentra:

  • Férula. Mayormente cuando el paciente tiene dicha patología, el especialista recomienda utilizar una férula de descarga, de esta manera evitar el rechinado de los dientes. Aunque algunos suelen recomendarlo para su uso de noche, que es el momento cuando más intenso es el bruxismo, otros recomiendan su uso durante todo el día. Esto evita el desgaste del esmalte y es como especie de una almohadilla plástica para los dientes.
  • Rehabilitación. En caso de que el bruxismo sea más avanzado y haya ocasionado más desgaste dental y una considerable disminución de la dimensión que afecta a la articulación mandibular, el especialista recomendará rehabilitar protésicamente. Es decir que las piezas dentales serán rehabilitadas hasta recuperar la posición articular acorde.

En casos muy extremos y avanzados, se pueden utilizar medicamentos como el triptizol, que alteran las fases del sueño y es como efecto colateral. Sin embargo solo el especialista recomendará el tratamiento de acuerdo al nivel de bruxismo que la persona presente.

Otros cuidados

  • Aplicación de hielo o calor húmedo en los músculos de la mandíbula inflamados.
  • Disminución de consumo de alimentos duros.
  • Descansar lo más posible en un ambiente agradable y tranquilo.

También ayuda los ejercicios y dar leves masajes a los músculos del cuello, hombros y rostro.

Además, también es recomendable la relajación de músculos faciales y mandibulares. Se puede intentar un ejercicio de relajación completo , es decir un ejercicio que permita relajar todo el cuerpo y de alguna manera puedas drenar el estrés y la ansiedad y de esta manera disminuir el bruxismo.