Quantcast

Las polémicas más bestias que obligaron a Dulceida a cerrar Twitter

Aída Domènech, a la que conocerás como Dulceida, es una de las ‘influencers’ más conocidas del habla hispana, pero desde hace poco más de dos años no tiene Twitter. La ‘it girl’, cansada de ser el centro de todas las polémicas, decidió darse de baja en la conocida red social. Ahora se deja ver, sobre todo, en Instagram, donde acumula casi tres millones de seguidores.

La barcelonesa Dulceida es una joven que hace ya más de una década empezó a exhibir sus looks en un blog. No inutuía, ni de cerca, que aquel hobby iba a ser tan lucrativo. Desde entonces las diferentes marcas se han peleado por ella y hasta ha creado una con su nombre. En internet es una reina y genera gran atractivo, pero también mucha controversia.

Aunque todo su negocio se mueva por redes, Dulceida decidió hace un tiempo cerrar una de sus redes sociales. @AidaDomenech, la anterior cuenta de la joven en Twitter, está ahora ocupada por un perfil sin apenas seguidores que promociona rock cristiano peruano. Ella sigue promocionándose por su canal de YouTube e Instagram, por ahora no pretende nada más.

A la bella Aída (Dulceida) suele acompañarle la polémica.

Y es que, después de varios escándalos y de sentir todo el peso de la opinión pública cargando sobre ella, la ‘influencer’ se cansó y dijo “hasta aquí”. Estos, que te contamos a continuación, son los principales motivos que obligaron a Dulceida a cerrar su cuenta de Twitter.

SANIDAD USÓ A DULCEIDA PARA CONCIENCIAR SOBRE EL COVID

Como decimos, Dulceida es una de las ‘influencers’ con más impacto del panorama nacional, aunque ya no tenga Twitter. Esto no pasa inadvertido para nadie, ni siquiera para el Gobierno, que contactó con la ‘it girl’ para que fuese su imagen en una campaña de prevención del Covid-19. Con su aparición querían llegar a un segmento poblacional, el de los jóvenes, cuyo comportamiento está siendo cuestionado en esta pandemia.

La catalana de 31 años confesó en Espejo Público que el Ministerio le había contactado para esto mismo: “Me dijeron lo que estaría bien que comunicara y que ayudara a concienciar dentro de mis posibilidades, y eso sigo haciendo todos los días”. La ‘influencer’ dio un paso más y creo una campaña junto con su esposa para recaudar fondos.

A pesar de las buenas intenciones para con la pandemia, Dulceida cometió un desliz en pleno estado de alarma y lo hizo público por redes sociales. Durante el confinamiento total, en la influencer colgó un ‘storie’ contando que recibió la visita de su amigo Lucas Loren cuando estaba totalmente prohibido.