Quantcast

El peso del turismo en PIB español ha subido 1,3 puntos desde 2015

El peso del Producto Interior Bruto (PIB) asociado al turismo, medido a través de la demanda final turística, alcanzó los 154.487 millones de euros en el año 2019, lo que supuso el 12,4% del PIB, tres décimas más que en 2018 y 1,3 puntos porcentuales por encima de los datos de 2015.

Según refleja la estadística ‘Cuenta satélite del turismo en España (CSTE)’ correspondiente al año 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE), la ocupación en las ramas económicas características del turismo alcanzó los 2,72 millones de puestos de trabajo, que representa el 12,9% del empleo total de la economía, una décima menos que en 2018.

Los cálculos del INE apuntan a que desde 2015 el peso del turismo en el PIB ha crecido 1,3 puntos porcentuales, al pasar del 11,1% al 12,4%, mientras que el peso del empleo vinculado a este sector ha aumentado 0,8 puntos, desde el 12,1% al 12,9% de la ocupación total de la economía.

Por su parte, la componente de mayor peso en consumo turístico interior en 2019 fue el gasto turístico receptor, con el 54,7% del total y la demanda final asociada al turismo aumentó un 3,3%, en términos de volumen en 2019.

«Desde 2015, la evolución en términos reales de la economía turística siempre ha sido mayor que la del conjunto de la economía, excepto en 2018», han destacado desde el INE.

La Cuenta Satélite del Turismo de España (CSTE) es una estadística de síntesis compuesta por un conjunto de cuentas y tablas, basadas en los principios metodológicos de la contabilidad nacional, y que presenta los distintos parámetros económicos del turismo en España, para una fecha de referencia dada.

En concreto, la estadística se elabora sobre tres elementos base que son las cuentas y tablas de oferta, en las que se trata de caracterizar la estructura de producción y costes de las empresas turísticas; las tablas de demanda, en las que se trata de caracterizar, desde el punto de vista económico, los diferentes tipos de turistas, el turismo nacional frente al internacional, el tipo de bienes y servicios demandados, etc.

Por último, las tablas que interrelacionan la oferta con la demanda, que permiten obtener unas mediciones integradas de la aportación del turismo a la economía a través de variables macro como el PIB, la producción o el empleo.