Quantcast

La OMS reconoce que la «luz al final del túnel brilla cada semana más»

El director ejecutivo de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Bruce Aylward, ha avisado de que, aunque la «luz al final del túnel brilla cada semana más» gracias a los resultados que se están obteniendo con las vacunas frente al Covid-19, la mayoría de ellas «son todavía escasas».

«El gran problema que hay es que la mayoría de las vacunas son escasas y, a pesar de que muchas empresas ya han anunciado la eficacia de sus vacunas, otras han dicho que o bien no van a poder fabricar las deseables o bien que están detectando efectos adversos una vez administradas», ha dicho el experto.

Por ello, Aylward ha señalando que aunque «se vea una luz», el túnel todavía «es largo» y queda la mayor parte del invierno para recorrerlo. «Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos y debemos seguir adhiriéndonos a las medidas para frenar la transmisión del virus», ha apostillado.

Del mismo modo se ha pronunciado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien ha avisado a los países de que se necesitan más de 3.500 millones de euros (4.300 millones de dólares) para adquirir vacunas contra el Covid-19 para los países más necesitados.

«Tener vacunas seguras y efectivas contra un virus que era completamente desconocido para nosotros hace solo un año es un logro científico asombroso. Pero un logro aún mayor sería garantizar que todos los países disfruten de los beneficios de la ciencia de manera equitativa», ha asegurado Tedros en rueda de prensa.

Por ello, el dirigente del organismo de Naciones Unidas ha pedido a los países a que cubran «esta brecha de infrafinanciación» para que se puedan salvar vidas y se acelere la recuperación económica a nivel mundial.

Así, Tedros ha señalado que la OMS ha estado trabajando para recabar el compromiso político de los líderes mundiales para el acceso equitativo a las vacunas contra el Covid-19, si bien ha reclamado que dicho compromiso se traduzca ya en acciones.

Al respecto, ha informado de que el próximo lunes la OMS y la Comisión Europea han convocado al Consejo de Facilitación del ‘Acelerador del acceso a las herramientas contra el Covid-19’, para examinar las actuales prioridades estratégicas así como un marco de financiación de este mecanismo en 2021.

«Esto es crucial para garantizar que todas las personas en todas partes del mundo están protegidas. Todos ya hemos visto imágenes de personas vacunándose contra el Covid-19 y queremos ver las mismas imágenes en todo el mundo», ha enfatizado.

Asimismo, la responsable de enfermedades emergentes y zoonosis de OMS, Maria Van Kerkhove, ha asegurado que «nadie» va a estar seguro frente al Covid-19 hasta que «todo el mundo lo esté» y ha avisado de que esto va a tardar «tiempo» ya que «no hay un plazo fijo». Por tanto, prosigue, es necesario que, más allá de las vacunas, las personas busquen una motivación personal para protegerse a sí mismas y a los que más quieren.

«La situación mundial sigue siendo muy inestable, la mayor parte del mundo sigue siendo muy vulnerable al virus y las cifras a nivel mundial siguen siendo muy elevadas, por tanto evitar los contagios comunitarios, aunque lleguen las vacunas, debe seguir siendo el gran objetivo para las próximas semanas y meses», ha apostillado el director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, quien ha destacado también la importancia de seguir realizando pruebas a la población, rastrear contactos de casos positivos y ponerlos en cuarentena.

DESIGUALDADES EN LAS INFRAESTRUCTURAS SANITARIAS

Por otro lado, Tedros ha llamado también la atención sobre las desigualdades que existen en las infraestructuras sanitarias entre los países. «La pandemia ha evidenciado que la salud es lo más importante que tenemos en todo el mundo y muchos países han reconocido que la posibilidad de poder pagar o no tratamientos y pruebas no debe ser la diferencia entre la vida y la muerte», ha apostillado.

Dicho esto, Tedros ha recordado que la OMS ha lanzado esta semana una iniciativa para apoyar a los sistemas de Atención Primaria y otra para garantizar la cobertura sanitaria universal, y ha adelantado que la próxima semana se va a publicar un informe sobre el gasto en salud que se ha producido en el año 2020.

«Muchos gobiernos han respondido a la pandemia con asignaciones presupuestarias excepcionales para sus sistemas de salud y asignaciones aún mayores para la estabilización económica y la protección social. Al mismo tiempo, el Covid-19 ha desencadenado una profunda crisis económica mundial que podría tener un impacto duradero en el financiamiento de la salud, por lo que el informe advierte de que una mayor deuda podría dificultar el mantenimiento del gasto público en salud», ha enfatizado.