Quantcast

Francia: El plan de autonomía para el Sáhara Occidental es «serio y creíble»

El Gobierno de Francia ha abogado por la búsqueda de una «solución política justa, duradera, y aceptada por las dos partes» en relación al Sáhara Occidental, pero ha insistido en que el plan de autonomía marroquí es «una base de discusión seria y creíble» sobre la que trabajar.

Un día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociese la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, el Ministerio de Exteriores galo se ha posicionado de nuevo del lado de Rabat para apelar a la resolución de una disputa que «ha durado demasiado».

Según la portavoz de la diplomacia francesa, el conflicto implica «un riesgo permanente de tensiones», como ha quedado de manifiesto recientemente en el paso de Guerguerat, escenario de una operación militar marroquí para desactivar un bloqueo de activistas saharauis.

«Francia está comprometida con la búsqueda de una solución política en el marco de la legalidad internacional», ha dicho la portavoz, que ha aludido a las resoluciones de Naciones Unidas como eje para futuros acercamientos y ha resaltado la viabilidad del plan marroquí frente a la autodeterminación reclamada por el Frente Polisario.

Trump ha hecho coincidir el cambio de postura sobre el Sáhara Occidental –«histórico», según Rabat– con un acuerdo por el que Marruecos e Israel han pactado establecer relaciones diplomáticas. Francia «se felicita» de dicho acuerdo, habida cuenta de que se trata de «dos socios esenciales» para el país europeo.

Asimismo, ha aplaudido que el rey marroquí, Mohamed VI, haya reafirmado su apoyo a una solución de dos Estados entre israelíes y palestinos. También en este caso, el Ejecutivo francés se ha ofrecido a «contribuir» para que las partes puedan reanudar el diálogo «sobre la base del Derecho Internacional y los parámetros acordados».