Quantcast

El Covid-19 provoca una caída del 40% en las ventas de cigarrillos

Las ventas de cigarrilllos ligadas a turistas se han desplomado en torno al 40% durante la pandemia del Covid-19, afectadas por el parón turístico y el cambio de hábitos derivados de la crisis sanitaria, según ha señalado la presidenta y directora general de la Mesa del Tabaco, Águeda García-Agulló.

Durante la presentación del informe sobre la contribución económica y social del sector del tabaco en España 2020, García-Agulló ha señalado que en estos «complicados» meses de Covid-19 se han establecido muchas restricciones que han limitado derechos fundamentales tales como el derecho de reunión, la libertad de horarios o el parón de actividad económica que solo pueden entenderse en un contexto de «excepcionalidad y temporalidad» para frenar la pandemia y que se van suavizando en función de la evolución en las comunidades autónomas.

Asimismo, ha indicado que desde el inicio de la pandemia los estancos han sido declarados como una actividad esencial, como ha ocurrido en Europa, lo que ha permitido el suministro regular de productos del tabaco y evitar el contrabando.

En este sentido, la presidenta y directora general de la Mesa del Tabaco ha señalado que en un sector con productos con una carga fiscal de media del 77% resulta «muy atractivo» para el contrabando que se desarrollen contextos de crisis económica con menor renta disponible.

«Es importante concienciar a los ciudadanos de qué hay detrás de una cajetilla de contrabando: ausencia absoluta de control en la venta, facilidad de acceso a menores y financiación de otras actividades ilícitas», ha señalado.

«Por eso en una situación de crisis como la actual con una carga fiscal tan alta como la que tenemos, hay que ser cuidadosos», ha añadido.

Preguntada por la posición de la Mesa del Tabaco ante el nuevo plan que ultima el Ministerio de Sanidad, que incluye medidas como el empaquetado neutro o espacios sin humos, García-Agulló ha afirmado que la propuesta de la cajetilla ‘antimarca’ supone la «expropiación ‘de facto’ del derecho de marca».

«Es una medida que como sector no nos gusta, supone la expropiación ‘de facto’ del derecho de marca; es una medida implantada en otros países donde no se ha demostrado que haya logrado los resultados que se esperaban, facilita el contrabando, puesto que al final todas las cajetillas son iguales, y otros sectores tienen el riesgo de que al final les pase lo mismo. No nos gusta», ha señalado.

Por último, García-Agulló ha afirmado que el sector del tabaco en España se sitúa ya en los primeros lugares a nivel europeo en cuanto a regulación, por lo tanto, según ha indicado, cualquier avance debe asegurar que se cumple con la legislación existente, que es «amplia», que se hace teniendo en cuenta criterios objetivos y con arreglo a evidencias científicas y que se acompasa con la evolucion de la legislación en Europa.