Quantcast

MITECO presenta los trabajos de rastreo de la COVID-19 en aguas residuales

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha presentado este jueves los trabajos de rastreo de la COVID-19 que distintas administraciones han realizado a través del análisis de las aguas residuales.

El evento ha tenido lugar en la octava edición de la serie de #Biodirectos y ha contado con la participación del subdirector general de Protección de las Aguas y Gestión de Riesgos de la Dirección General del Agua del MITECO, Francisco Javier Sánchez, quien ha sido el responsable de presentar los resultados del proyecto VATar-COVID-19.

El subdirector ha destacado la importancia de la colaboración entre administraciones y organizaciones científicas, así como la existencia de una plataforma de intercambio de información y acceso público que muestra el grado de evolución del virus respecto a la semana anterior, lo que ayuda a la anticipación.

También ha participado en el acto el catedrático de Microbiología y director del Grupo de Virus Entéricos de la Universidad de Barcelona, Albert Bosch, que ha señalado que este tipo de trabajos permite anticipar los rebrotes y ayudar a tomar medidas.

Una afirmación que ha refrendado la científica titular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos, Gloria Sánchez, aunque en su caso ha matizado que «aún hay retos en los que seguir avanzando», como por ejemplo pulir la técnica, con qué métodos se estandariza la cuantificación del virus en las muestras de aguas residuales o ver cómo futuras mutaciones en el genoma del virus pueden afectar al sistema de detección, entre otras.

El proyecto VATar-COVID-19 (Sistema de Vigilancia y Alerta Temprana de COVID-19 en aguas residuales) está desarrollado por el MITECO y el Ministerio de Sanidad, con el apoyo del CSIC, adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación, el CEDEX y las Comunidades Autónomas.

Como detalla el Ministerio, tiene como objetivo identificar la presencia de COVID-19 a través de las aguas residuales de las depuradoras. Para ello se determina la presencia de fragmentos del ARN del SARS-CoV-2 (virus causante de la COVID-19) en las aguas de entrada a la depuradora. Los muestreos se realizan en las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR).