Quantcast

La industria española escala al mismo nivel que la alemana

La Direction Générale de l’Armament (DGA), actuando en nombre de los gobiernos de España, Alemania y Francia, ha formalizado la modificación contractual que permite a la industria española integrarse plenamente en las actividades de la Fase 1A de Demostradores de Tecnologías del proyecto del futuro sistema aéreo de combate NGWS/FCAS, que fue lanzada inicialmente por Francia y Alemania el pasado 20 de febrero de 2020.

Unas semanas antes, la DGA había formalizado otra modificación contractual para incorporar las actividades del Pilar de Sensores a este contrato de Fase 1A, ya que no formaban parte del lanzamiento inicial, según un comunicado remitido por Indra, Airbus, ITP Aero, GMV, Sener y Tecnobit.

Este logro llega después de que, en junio de este mismo año, la industria española se incorporase al Estudio de Concepto que iniciaron Francia y Alemania en febrero de 2019.

El contrato sitúa a Indra como co-contratista junto a Dassault y Airbus GmbH y a Airbus SAU como responsable técnico de muchos de los paquetes de trabajo.

De este modo, España alcanza velocidad de crucero y se suma a Francia y Alemania en todas las actividades.

España mantendrá una posición de igualdad respecto a sus socios en todas las decisiones que tomen en el programa, asegurando su participación en las tareas de mayor valor.

DISTRIBUCIÓN DE TAREAS

Con estas dos modificaciones, para esta Fase 1A, los líderes industriales designados en España por el Ministerio de Defensa quedan integrados, con Indra como coordinador nacional, de la siguiente forma: en el Pilar del Avión de Combate de Nueva Generación, New Generation Fighter, liderado por Dassault Aviation, Airbus D&S SAU es socio principal junto a Airbus D&S GmbH.

En el Pilar del Motor, Safran Aircraft Engines es contratista principal, teniendo a ITP Aero y MTU Aero Engines como socios principales, mientras en el Pilar de los Remote Carriers, liderado por Airbus D&S GmbH, SATNUS (consorcio constituido por GMV, Sener Aeroespacial y Tecnobit) es socio principal junto a MBDA.

En el Pilar del Sistema de Sistemas/Nube de Combate (Combat Cloud), liderado por Airbus D&S GmbH, Indra es socio principal junto a Thales, y en el Pilar de Coherencia entre Pilares/Laboratorio de Simulación (JIPC/SIMLAB, Joint Interpillar Consistency/ Simulation Laboratory) Indra es co-contratista junto con Dassault y con Airbus D&S GmbH.

En el Pilar de Sensores, Indra es contratista principal, teniendo a Thales y German FCMS como socios principales.

Por último, en el Pilar de Tecnologías de Baja Observabilidad (ELOT), Airbus D&S SAU es contratista principal, teniendo a Dassault y Airbus D&S GmbH como socios principales.

ASEGURAR LA CONTINUIDAD DEL PROYECTO

La industria española está trabajando desde hace meses con la vista puesta en las fases 1B y 2, que darán continuidad al proyecto hasta el año 2027.

Según los participantes españoles, las negociaciones avanzan a buen ritmo dentro de un clima de cooperación de todos sus socios con el objetivo de convertir el proyecto en un éxito europeo.

El compromiso y la determinación del Ministerio de Defensa para convertir el NGWS/FCAS en un Proyecto de Estado supone un punto de inflexión para la industria española, que participará desde las primeras fases de desarrollo y demostración de nuevas tecnologías, que permitan posteriormente realizar el diseño, desarrollo y producción en 2040 del que será el programa de defensa más ambicioso que jamás se haya puesto en marcha en el continente.

Para las compañías, se trata de un proyecto «estratégico», que supondrá «una auténtica revolución tecnológica y capacitará a nuestras industrias para competir en igualdad de condiciones con el resto de empresas europeas», destacan.

Además, abre una etapa de intenso trabajo de investigación y desarrollo en tecnologías de nueva generación de carácter dual, civil y militar, que determinarán el futuro del país.

Es además un proyecto que exigirá la participación de empresas y centros de investigación de todo el territorio.