Quantcast

Galicia analiza la posibilidad de ampliar apertura en hostelería

Tras una semana –el martes no hubo encuentro del comité clínico por ser festivo– los expertos del subcomité se reunirán de nuevo este viernes para analizar la evolución epidemiológica de Galicia y la posibilidad de ampliar la apertura de la hostelería en alguna zona o, de ser el caso, eliminar el cierre perimetral en alguno de los territorios en los que a día de hoy está vigente.

Lo hacen en un momento en el que los datos parecen ser favorables–con una disminución paulatina de positivos y tasas de positividad en mínimos–, pero siempre teniendo en cuenta la llamada a la «prudencia».

Ya la hizo este jueves el propio presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que repasó los datos en Galicia durante la rueda de prensa posterior al Consello de la Xunta y trasladó sus «esperanzas» de que se pueda abrir la hostelería en zonas de la Comunidad en las que hay «restricciones más severas» e incluso ampliar los horarios de apertura en otras en las que ya se ha procedido a autorizar la reapertura con límites.

La relajación de medidas en hostelería –que tiene en Galicia cuatro niveles de apertura con distintos aforos y grupos en función de la situación de cada área– es la medida más probable de las que se pueden tomar en la reunión de este viernes.

En el otro lado está la posibilidad de abrir el cierre perimetral de las áreas confinadas, como le sucedió hace una semana a las ciudades de Santiago y Ourense. Sin embargo, en la mayor parte de los territorios cerrados, la incidencia, aunque en buena evolución, no ha bajado lo suficiente como para sobrepasar los límites establecidos por los expertos.

En el caso de las ciudades, por ejemplo, solo A Coruña está en un nivel de entre 50 y 150 casos por cada 100.000 habitantes –el comité clínico estableció como límite de estos cierres los 100 casos–, aunque se trata de la que tiene una mayor presión hospitalaria.

El resto –Vigo, Pontevedra, Ferrol y Lugo, cuya alcaldesa ya ha reclamado en varias ocasiones la relajación de medidas– se encuentran en una horquilla entre 150 a 250 casos por 100.000 habitantes, según los datos de este jueves.

NARÓN O BOIRO, MUY AFECTADAS

Entre las áreas que más preocupan a Sanidade están las de ayuntamientos como Narón, en el área de Ferrol, o Boiro, en la de Santiago-A Barbanza, que, en los últimos días, han experimentado un numero importante de casos. En el caso de Narón, hay brotes significativos vinculados al campamento chabolista de Freixeiro y a la residencia de mayores San José.

También en el área de Ferrol, en As Pontes –con máximas restricciones–, este jueves se desarrollaba el primer día de cribado para conocer la situación del virus. De las 140 personas convocadas acudieron 137, según fuentes del área, y se detectaron cuatro positivos.

En A Costa da Morte sigue preocupando la situación de Carballo, de forma especial, y de A Laracha, aunque en este último ayuntamiento se han registrado mejores datos. Sin embargo, no se espera un alivio completo de medidas de forma inminente.

Tampoco lo esperan en Vilalba (Lugo), donde su alcaldesa, Elva Veleiro, ha manifestado su preferencia porque se mantengan las restricciones por el momento, aún a pesar de la mejora en los datos.

Finalmente, en Ponteareas (Pontevedra), el ayuntamiento lanzaba este miércoles un mensaje de precaución a los ciudadanos al alcanzar el tope de 93 casos activos.