Quantcast

Cómo limpiar las lámparas de tu casa

¿Quieres limpiar cada rincón de tu hogar? Para que quede lo más limpio posible debes también de hacerle un mantenimiento a tus lámparas, ya que estas tienden a acumular una gran cantidad de polvo, suciedad y telarañas, en especial si están instaladas en el techo o han sido olvidadas en algún rincón. Además de que la suciedad puede recudir la intensidad de la iluminación de tus lámparas al opacar las bombillas o las pantallas.

Mantener tus lámparas limpias es fundamental para que tu casa tenga un aspecto impecable, para ello es bueno que les hagas un mantenimiento al menos 1 vez a la semana, esto no te tomará mucho tiempo y es un procedimiento bastante sencillo.

Pero debes tener en cuenta que cada lámpara debe ser tratada con un cuidado particular para que se mantenga en perfectas condiciones, es por ello que en esta guía conocerás algunos consejos de cómo limpiar algunas de las lámparas más comunes o que mejor se adapten a las que tengas en tu casa.

Lámparas de cristal

Limpiar lámparas de cristal

Si bien puede parecer un tanto engorroso tener que hacerle mantenimiento a este tipo de lámparas, la verdad es que se trata de un procedimiento más sencillo de lo que crees. Para que el brillo de tu lámpara de cristal no se opaque con el polvo y la suciedad, debes contar con los siguientes aditamentos:

  • Agua.
  • Amoniaco
  • Recipiente con pulverizador.
  • Bolsas de plástico (entre más mejor).
  • Cinta adhesiva.
  • Paño limpio
  • Guantes de látex,
  • Mascarilla

Para el mantenimiento de tu lámpara debes seguir este procedimiento paso a paso para dejarlas en perfectas condiciones:

  1. Prepara la zona de limpieza, usa las bolsas de plástico para no ensuciar. Para ello debes colocarlas en el suelo y sujetarlas con un poco de cinta adhesiva. Debes percatarte de que abarques un buen perímetro alrededor de la lámpara ya que puede que salpique un poco al momento de limpiarla. En caso de que la lámpara tenga pantallas, debes cubrirlas también
  2. Una vez preparada la zona de limpieza, puedes proseguir a mezclar en el recipiente con pulverizador el amoniaco y el agua en partes iguales. Recuerda agitar la solución antes de cada aplicación.
  3. No olvides colocarte los guantes de látex y la mascarilla como protección para el amoniaco.
  4. Comienza rociando la lámpara con la mezcla de amoniaco y agua. Hazlo por toda la lámpara, desde arriba hacia abajo. Ten cuidado de no salpicar las zonas eléctricas o las bombillas.
  5. Una vez que hayas terminado de rociar toda la lámpara, deja que el amoniaco actúe  y vaya escurriendo sobre el plástico del suelo. Podrás notar como cae el agua sucia.
  6. Finalmente, cuando hayan dejado de caer las gotas, procede a secar tu lámpara con un paño limpio y seco. Luego podrás retirar las bolsas de plástico, pero asegúrate de hacerlo levantándolo desde los bordes para que no derrames el líquido sucio sobre el suelo.

Así de sencillo es limpiar tu lámpara de cristal.

Lámparas de papel

Limpiar lámparas de papel

El material de estos objetos suele ser bastante delicado, es por ello que debes tener sumo cuidado al momento de hacerles una limpieza. Y por muy delicadas que sean estas lámparas, su mantenimiento no es nada del otro mundo. Para la limpieza vas a necesitar lo siguiente:

  • Un paño limpio
  • Una goma de borrar blanca.
  • Agua.
  • Jabón neutro.
  • Cubeta.

Para limpiar tu lámpara de papel existen dos formas de hacerlo:

  1. Para la primera opción debes pasar el paño limpio y seco sobre la superficie para que elimines el polvo acumulado. Luego solo tendrás que frotar suavemente la goma de borrar por toda la superficie de la lámpara, y recuerda que la presión que ejerzas dependerá del grosor del material.
  2. La segunda opción es en caso de que el revestimiento de tu lámpara sea de laminado plástico, y para ello puedes mezclar en una cubeta un poco de jabón neutro con agua y humedecer la esponja, para luego frotarla en la lámpara.

Así de fácil y rápido es este procedimiento.

Lámparas halógenas

Limpiar lámparas halógenas

Debes tener en cuenta que para limpiar una lámpara halógena no debes, bajo ninguna circunstancia, tocar de forma directa con las manos. Esto es porque puedes dañarlas, ya que las bombillas halógenas contienen un compuesto muy delicado de cuarzo, y con solo el simple tanto de uno de tus dedos puedes llenarla con algunas de las grasas que transpira tu cuerpo, causando que se rompa.

Para limpiar este tipo de lámparas solo vas a necesitar algún paño de microfibra o de algodón. Simplemente vas a tener que frotar con cuidado la lámpara y listo.

Ten en cuenta que este tipo de lámparas debes limpiarlas con regularidad ya que tienden a acumular más polvo que las demás, en especial aquellos modelos que están de pié y están al descubierto.

Limpiar las bombillas

Limpiar bombillas de las lámparas

Para que la iluminación de tu casa sea óptima, la limpieza de las bombillas es fundamental. Estas acumulan tanto polvo como los muebles, causando que su luz se torne tenue y opaca. Los implementos que vas a necesitar para limpiar tus bombillas vas a necesitar:

  • Un trozo de papel.
  • Alcohol o amoniaco.

Sigue estos pasos para el óptimo mantenimiento de tus bombillas:

  1. Desenrosca la bombilla ya que así es más sencillo de limpiar.
  2. Luego humedece un poco el trozo de papel con alcohol o amoniaco. En caso de usar este último recuerda utilizar un par de guantes como protección.
  3. Después procede a frotar con cuidado la bombilla, de esta forma le quitarás el polvo y la suciedad.
  4. Finalmente solo debes dejar que se seque un poco antes de volver a ponerla en su lugar.

Recuerda que nunca debes usar agua para el mantenimiento de tus bombillas.

Y listo, así de fácil y rápido puedes limpiar las lámparas y bombillas de tu casa.