Quantcast

Coca-Cola European Partners alcanzará emisiones cero en 2040

Coca-Cola European Partners (CCEP) acelerará la descarbonización de su negocio reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del conjunto de su cadena de valor –incluidas las emisiones de alcance 1, 2 y 3– en un 30% en 2030 (respecto a 2019) y fija el camino para convertirse en una empresa Cero Emisiones en 2040, en línea con el acuerdo de París de limitar el calentamiento global a 1,5°C.

Así, Coca-Cola European Partners reducirá las emisiones GEI en las cinco áreas de su cadena de valor: envases, ingredientes, operaciones, transporte y equipos de frío. Se va a poner especial foco en la reducción de las emisiones de alcance 3, que están reconocidas como las que generan un mayor desafío, comprometiéndose a apoyar a sus proveedores a que establezcan sus propios objetivos de reducción de emisiones de carbono basados en criterios científicos y empleen electricidad 100% procedente de fuentes renovables.

Según ha afirmado el consejero delegado de Coca-Cola European Partners, Damian Gammell, en la presentación de estos objetivos a escala internacional, «nuestra visión siempre ha sido ofrecer productos elaborados de manera sostenible, pero hoy reconocemos una mayor urgencia de abordar el cambio climático, uno de los desafíos más serios y complejos a los que se enfrenta nuestra sociedad y nuestro planeta».

«Por esta razón hemos desarrollado un ambicioso plan para reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero que, con objetivos de reducción de emisión de carbono, avalados científicamente, respalde nuestra ambición y trace el avance de nuestras acciones», ha indicado.

Para la puesta en marcha de este plan de acción, Coca-Cola European Partners invertirá 250 millones de euros en Europa Occidental durante los próximos tres años que servirán de apoyo financiero para la descarbonización en las diferentes áreas de actuación. Esto incluye acciones como la reducción aún mayor de la huella de carbono de sus equipos de frío o seguir trabajando en envases sostenibles.

Coca-Cola European Partners continuará progresando en su hoja de ruta para conseguir que sus envases PET contengan un 100% de plástico reciclado, rPET, lo que incluye también la inversión en tecnologías de despolimerización, con el objetivo de acelerar el desarrollo de sus objetivos a largo plazo para convertirse en una empresa cero emisiones.

El compromiso adquirido es de tal magnitud que Coca-Cola European Partners ha incluido el objetivo de reducción de los GEI en el Plan de incentivos de su equipo directivo. El 15% de este plan será obtenido en la medida en que se consiga la reducción de las emisiones durante los próximos tres años, como señala la compañía.

Este plan de incentivos tiene como punto de partida el trabajo realizado durante la última década para reducir las emisiones GEI a lo largo de la cadena de valor de Coca-Cola European Partners que, desde 2010, se han reducido en un 30,5% como parte de su estrategia de sostenibilidad para Europa Occidental ‘Avanzamos’.

El compromiso de reducción de las emisiones de GEI para 2030 ha sido aprobado por Science Based Target Initiative (SBTi) y tiene como objetivo convertirse en una empresa cero emisiones en 2040, en línea con el compromiso de limitar el calentamiento global a 1,5°C recomendado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Coca-Cola European Partners invertirá en proyectos que permitan eliminar carbono de la atmósfera o en proyectos de compensación de carbono verificados. No obstante, se centrará en la reducción de las emisiones tanto como sea posible y solo compensará cuando sea esencial o ya no sea posible reducir más.

COMPROMISOS EN ESPAÑA

El nuevo objetivo cero emisiones en 2040 se ha presentado este jueves en España en el transcurso de una mesa redonda virtual en la que han participado Cristina Sánchez, directora Ejecutiva de la Red Española del Pacto Mundial; Ana Callol, vicepresidenta de Asuntos Públicos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola European Partners Iberia; Michaela Reischi, Head of CSR de Lidl; y Juan José Freijo, director Global de sostenibilidad de Brambles, un encuentro clausurado por Ismael Aznar, Director de Calidad y Evaluación Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Durante la mesa redonda se han dado a conocer las acciones que se pondrán en marcha para alcanzar el objetivo cero emisiones, que gira en torno a seguir trabajando en materia de envases, ingredientes, distribución, operaciones y equipos de frío, entre otros.

En envases, está previsto que, a finales de 2021, los envases de bebidas sin gas cuenten con un 100% de plástico reciclado (rPET) y el resto del porfolio, un 50%, adelantando el objetivo previsto para 2022. Marcas como Smartwater ya utilizan un 100% de plástico reciclado.Asimismo, se continuará con el proceso de aligeramiento de los envases de lata, PET y vidrio, lo que está suponiendo una reducción del uso de material virgen de cerca de 22.000 toneladas. La inversión realizada para el desarrollo de este proyecto ha supuesto más de 12 millones de euros.

Se seguirá innovando en nuevos modelos de envases rellenables y de dispensadores. En España, el 27% de los envases que Coca-Cola European Partners pone en el mercado ya son rellenables. Asimismo, España ha sido elegido país piloto en el que se va a probar el sistema de dispensado para HORECA desarrollado por ITS (Innovative Tap Solution), cuyapuesta en marcha se producirá en las próximas semanas.

Con respecto al transporte, se trabajará en la optimización de las rutas y en el uso de combustibles alternativos. En relación a los camiones, Coca-Cola European Partners ya emplea en España modelos Euro VI, muchos más ecológicos; y en el caso de la flota de vehículos comerciales, una parte de ella pasará a híbrida el año próximo. Además, siempre que sea posible, se utilizará el tren para el transporte de los productos.

Por otra parte, se está trabajando para que las plantas de fabricación estén libres de combustibles de origen fósil. De hecho, toda la electricidad contratada ya es origen renovable y se trabaja para que el resto de energía empleada también lo sea.

Otras de las acciones que se pondrán en marcha tendrán que ver con los equipos de frío. Si ya en los años anteriores todos los equipos que se adquirieron fueron sin HFC y más sostenibles, se seguirá en esta línea apostando por unidades más eficientes