Quantcast

Hay «actuaciones no legales» en partes de la Cañada Real

La portavoz del Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha aseverado este jueves que hay «partes» de la Cañada Real en las que se da un «problema evidente de acciones que vulneran el Código Penal», lo que no quita, ha continuado que «haya que adoptar medidas para personas vulnerables».

«Es cierto que en algunas partes hay un problema de seguridad, de actuaciones que no son legales y hay que afrontarlo y decirlo. Eso no quita que haya que adoptar medidas para personas vulnerables, pero no podemos cerrar los ojos y negar un problema evidente ante acciones que vulneran el Código Penal», ha lanzado en rueda de prensa posterior a Junta de Gobierno.

Vecinos de la Cañada Real se han vuelto a concentrar este jueves frente a la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid para exigir el restablecimiento del suministro eléctrico tras casi «tres meses» cortado. La presidenta del Ejecutivo madrileño, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que «una cosa es criminalizar la pobreza» y otra «democratizar la delincuencia». «Para tener los Porsches ahí aparcados, bien; para pagar las facturas que es lo que está provocando esos cortes, no», ha lanzado la dirigente autonómica.

Para Sanz, la presidenta ha «expuesto una situación» ante la que «no se pueden cerrar los ojos». Así, entiende que «hay que abordar dos cuestiones paralelas», por una parte «las plantaciones de marihuana, que provocan dificultades, donde Delegación tiene mucho que decir», y por otra «dar solución a esas familias más vulnerables».

«Seguimos trabajando en un ámbito estructural, en lo que se nos pueda requerir, pero echo de menos ese plan de choque; no nos vamos a quedar quietos ante una situación que nos preocupa y por personas que lo están pasando mal», ha añadido a renglón seguido.

Además, la también delegada de Seguridad y Emergencias ha apuntado que continúa «echando de menos la puesta en marcha de ese plan de choque que la Delegación del Gobierno anunció», y ha reprochado que «va muy tarde ya».