Quantcast

El Gobierno selecciona 6.000 créditos con aval ICO para analizar si cumplen criterios de elegibilidad

El Gobierno, a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO), ha seleccionado junto a la consultora PwC una primera ronda aleatoria de 6.000 préstamos de menos de 50 millones de euros con aval público concedidos por los bancos a autónomos, pymes y grandes sociedades para analizar si se cumplen los criterios de elegibilidad y los distintos requisitos.

Así lo han confirmado a Europa Press en fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, que recuerdan que desde el principio de la aprobación de las líneas ICO con motivo de la crisis del Covid-19 se apuntó que se realizaría un análisis de las operaciones con un muestreo aleatorio de los préstamos de menos de 50 millones.

En el caso de los préstamos otorgados por las entidades por un importe superior a los 50 millones de euros, el ICO analiza dichos préstamos antes de su aprobación y se coteja el cumplimiento de condiciones, cláusulas y requisitos.

Desde el Ministerio subrayan que se trata de comprobar y certificar que se está produciendo un uso «adecuado» ante un volumen «muy importante» de recursos públicos y avales, algo que entra dentro de los parámetros de actuación normales.

PwC es la firma encargada de acometer la verificación y validación de las condiciones y elegibilidad de las operaciones concedidas por las entidades financieras a empresas, autónomos y pymes afectadas por el coronavirus en el marco de la línea de avales puesta en marcha por el ICO, para lo que firmó un contrato por valor de 800.112 euros –importe con IVA–.

La labor de PwC se basa en verificar ‘ex post’ las operaciones inferiores a 10 millones de euros y hasta los 50 millones de euros. La firma también tiene que analizar ‘ex ante’ los préstamos que superen los 50 millones de euros. Asimismo, debe examinar las condiciones en la ejecución de todos los avales y realizar un informe final.

El presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, ha explicado este miércoles durante su comparecencia ante el Senado para informar de los Presupuestos, que la normativa financiera y en el marco de la UE requiere que las empresas beneficiarias de los avales del ICO no estén en crisis en 2019 y no sean morosas a la hora de solicitar dichos avales, ni estar en concurso de acreedores.

A este respecto, ha apuntado que se está comprobando con PwC la elegibilidad de las operaciones «por muestreo y en otros casos operación a operación», y ha detallado que si se trata del marco temporal el principal del préstamo no puede superar el 25% de la facturación, el doble de la masa salarial o contar un certificado de liquidez.

Para ello, ha precisado que se está analizando observando las cuentas de las empresas o con el certificado de los autónomos de estimación por módulos en la declaración del IRPF.

Según ha precisado respecto a este tipo de líneas, el ICO realizó con el Banco de España un primer muestreo del comportamiento de los bancos y daba un resultado «satisfactorio».

910.000 OPERACIONES AVALADAS

Con datos a cierre de noviembre, se han registrado 910.000 operaciones de financiación en el marco del programa de avales del ICO, el 98% con pymes y autónomos, con lo que se han movilizado ya más de 110.000 millones de euros. En detalle, ha apuntado que las más de 700.000 operaciones de menos de 100.000 euros suponen el 80% del total y tienen un importe medio de financiación de 33.000 euros.

Los sectores que más apoyo han recibido han sido el turismo, el ocio, actividades culturales, automoción y actividades conexas, según ha concretado, y especialmente turismo y ocio, con 170.000 operaciones por 16.500 millones, lo que explica que Canarias y Baleares hayan sido las CCAA con mayor número de avales concedidos.

Además, ha precisado que del tramo de línea de liquidez dividido en dos subtramos de pymes y autónomos, con un total de 2.500 millones, quedan 2.100 millones para turismo y actividades conexas.

También queda un tramo disponible en el de 500 millones para adquisición de vehículos a motor, profesionales e industriales de pymes y grandes empresas, y hay unos 9.000 millones disponibles en la línea de liquidez.

De igual forma, ha recordado que el Gobierno aprobó un nuevo tramo de línea de inversión por 40.000 millones y se aprobaron 8.000 millones (5.000 millones para pymes y 3.000 para grandes empresas), junto a 2.500 millones para empresas en convenio, a lo que se sumarán otras iniciativas en marcha por parte del Ministerio de Asuntos Económicos y del de Industria a anunciar.

El presidente del ICO ha citado datos del Banco Central Europeo (BCE) para afirmar que España es, junto con Francia, uno de los países que ha registrado una mayor movilización de recursos, equivalente al 8,2% del PIB.

FINANCIACIÓN «SUFICIENTE»

Respecto al límite de financiación del ICO de 5.900 millones según el proyecto presupuestario, ha aseverado que es «suficiente» porque «no hay una crisis de liquidez ni financiera y hay suficiente liquidez en los mercado de capitales y financieros», a lo que se suma que la política monetaria del BCE permitirá acceder a ello en condiciones «ventajosas».

Igualmente, según García de Quevedo no se han comunicado por ahora impagos de los créditos ligados a los avales y ha explicado que el aval es remunerado por entidades financieras y esos ingresos van a una cuenta de fondo de provisión, por lo que dicho aprovisionamiento «permitirá hacer frente a los primeros impagos en caso de producirse», además que las medidas aprobadas como la ampliación de moratorias y de plazos de pago mitigarán la morosidad.

En este sentido, ha recordado que se ha emitido un primer bono social Covid y bono verde de octubre con remuneración negativa, por lo que «nos dan dinero por pedir prestados, no hay problema y podemos financiarlo».