Quantcast

Andalucía exige a Ábalos convenios para cofinanciar pisos en alquiler

El Gobierno andaluz ha exigido este miércoles al ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, que suscriba también convenios con municipios andaluces para la cofinanciación por parte del Gobierno central de viviendas en alquiler a precios asequibles, como hizo el pasado mes octubre con la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, la consejera andaluza de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha considerado fundamental que el Gobierno central aumente la cofinanciación para viviendas en alquiler asequible en Andalucía.

Ha recordado que el pasado mes de octubre, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana firmó un protocolo bilateral (previo al convenio) con la alcaldesa de Barcelona para cofinanciar 3.614 pisos en alquiler a precio asequible en la ciudad, que ya están en construcción y que contarán con una aportación estatal de 72 millones de euros.

«Reclamamos el mismo trato que se da a Barcelona, de manera que todos los municipios andaluces que dispongan de suelos para la construcción de viviendas a precio asequible reciban la misma propuesta, ya sea mediante inversión directa del Ministerio, o a través de la comunidad, ampliando la dotación para estos programas en el convenio entre la Junta y el Ministerio», según ha sentenciado Carazo.

Asimismo, la consejera ha pedido al Ejecutivo nacional la bajada de los impuestos de la vivienda, concretamente que se reduzca el IVA de la Vivienda Protegida de Régimen General del 10 por ciento actual al 4 por ciento, igualándolo al IVA súper reducido de la VPO de Régimen Especial.

En cuanto a la redacción de la nueva Ley Estatal por el Derecho a la Vivienda en la que está inmerso el Ministerio, ha mostrado su preocupación porque más bien parece una «estrategia política para abrir el debate ideológico del derecho a la Vivienda, como ya lo hiciera el PSOE en Andalucía con la Ley del Derecho a la Vivienda en 2010 en plena crisis inmobiliaria anterior».

De otro lado, ha mostrado su desacuerdo con el anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez de limitar los precios del alquiler, medida que ha sido un «fracaso» en grandes ciudades europeas (París y Berlín) y que la propia Comisión Europea pone en duda porque conlleva efectos no deseados en la oferta de pisos en alquiler y en los precios.

«Es una medida precipitada que requiere de su análisis en el seno de la Conferencia Sectorial de Vivienda, cuya reunión he solicitado en varias ocasiones», según Carazo, para quien las políticas de vivienda deben consensuarse porque las comunidades son las que tienen las competencias y deben estudiarse bien para no dañar más a un sector que ha sufrido mucho durante la crisis y, sobre todo, porque afecta a miles de ciudadanos que tienen derecho a poder acceder a una vivienda digna a un precio asequible.