Quantcast

Hosteleros de Pontevedra completan la primera etapa de su caminata

El grupo de siete hosteleros que el lunes salió rumbo al Congreso de los Diputados para pedir un «rescate» para el sector, ha completado este martes la primera etapa del camino al llegar a San Xurxo de Sacos, donde ha sido recibido por el alcalde de Cercedo-Cotobade y portavoz del grupo Popular en la Diputación de Pontevedra, Jorge Cubela.

Tras la manifestación que recorrió el lunes la ciudad pontevedresa y la lectura del manifiesto por parte del ‘Equipo Rescate Hostelería’ –como se ha hecho llamar el grupo de hosteleros–, la comitiva abandonó la Plaza de España de Pontevedra y comenzó su camino a pie hacia Madrid, que los hosteleros esperan completar en 14 días y llegar a la capital el día 21 de diciembre.

En un comunicado, la Asociación Hosteleros Empresarios de Pontevedra (HOEMPO) ha destacado «la solidaridad de la gente y de otros compañeros» como el Asador Lola de Mourente, que les regaló bebidas; o Nardo del Asador A Freixa en Poio, que les preparó una cena que viajó hasta la casa rural Fontán, donde se alojaron de manera totalmente gratuita. Todo ello en el marco de la campaña solidaria lanzada por la asociación para que la comitiva pueda dormir y comer durante el trayecto sin que ello suponga un gasto económico importante.

El equipo de hosteleros ha puesto en valor también el apoyo recibido por el alcalde de Cercedo-Cotobade, Jorge Cubela, que ha apelado en su visita al «valor de las personas» y ha reivindicado la unión de la ciudadanía «sin importar ideologías políticas». «Es un momento enque hay que estar juntos luchando por el bien común y la recuperación del país, tanto en términos sanitarios como socio-económicos», ha apuntado Jorge Cubela.

A las siete de la mañana de este martes, la comitiva ha retomado el camino con la segunda etapa que, según lo previsto, terminará en O Carballino a media tarde. A este respecto, Hoempo ha insistido en que esta ruta no es «una excursión». «Hacemos el camino de Santiago a la inversa para reclamar un rescate que se ha convertido en la únicaopción para salvar al sector y, por ende, a todas las familias que de él dependen, que son muchas y en estos momentos lo están pasando realmente mal», han declarado.

En esta línea, han lamentado los suicidios de compañeros que llegaron «al límite» y han cargado contra las últimas medidas implementadas en Galicia, ya que son «inviables para el 95% de los negocios», al tiempo que han defendido un sector, que declaran «arruinado» por haber sido «criminalizado, discriminado y acusado del aumento de casos positivos por covid-19 en cada desescalada».