Quantcast

CCOO cierra el Museo Arqueológico Nacional para exigir el reconocimiento del personal

El Museo Arqueológico Nacional ha cerrado sus puertas este martes en seguimiento de la convocatoria de huelga de CC.OO. por la que se denuncia «el abandono que siente el personal de la cultura pública» por parte de los Ministerios de Cultura y de Función Pública, y su «desprecio» por la negociación colectiva y el empleo público en este ámbito.

«Los empleados públicos de los museos estatales se sienten discriminados en el desarrollo de los acuerdos, que desatienden sus peculiares condiciones laborales», ha explicado el secretario general del sindicato en el Ministerio de Cultura, Jesús Álvarez.

En este sentido, ha añadido que, «tras más de un año y medio exigiendo el reconocimiento de la actividad desempeñada y su plasmación completa en el IV Convenio Único», el Gobierno «no ha dejado otra opción» a los trabajadores que «la huelga» que se inició hace «dos meses».

A través de esta protesta, CC.OO exige que se garantice una adecuada profesionalización del personal público de los museos como elemendo imprescindible para erradicar la discriminación retributiva y para impulsar su carrera profesional. Álvarez considera que «es un deber del Gobierno garantizar el acceso de la ciudadanía a la cultura pública».

CONTINÚAN LOS PAROS

El secretario general ha advertido, además, de que el departamento que dirige Carolina Darias «muestra su desprecio» a través de la Ofertas Públicas de Empleo (OEP), ya que, según ha denunciado, no publica puestos de conservación de museos, archivos, bibliotecas o arqueología, entre otros.

El calendario de paros convocados por la organización continuará el próximo domingo, 12 de diciembre, entre las 12.00 y las 14.00 horas para el turno de mañana, y entre las 18.00 y las 20.00 para el de tarde, en los museos estatales, el Museo del Teatro, en Almagro, y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. De no cambiar la situación, indica, se retomarán todos los domingos a partir del 10 de enero.

Esta iniciativa comenzó en junio para denunciar los incumplimientos de los acuerdos firmados en la Administración del Estado, entre ellos el desarrollo completo del IV Convenio Único, la ejecución de las OEP, la estabilización del empleo público temporal, la distribución de los fondos adicionales 2018-2020, la publicación del Protocolo frente al acoso sexual, la regulación del teletrabajo o la implantación de la carrera profesional en la Ley de Función Pública AGE, entre otros.