Quantcast

Mascarillas FFP2: estas son las mejores para comprar en el supermercado

Ya estamos a final de año y todos tenemos claro que las mascarillas FFP2 son las más seguras del mercado. Y es que, mientras haya coronavirus, y va para unos meses todavía, hay que seguir adquiriendo y llevando este complemento obligatoriamente. Por suerte, ya no hay escasez de ellas. Se pueden adquirir en todos los supermercados. Así que te vamos a hacer una lista de las mejores que puedes comprar en algunos de ellos. Y está claro que hay ya muchos modelos de mascarillas en el mercado, pero sin duda, son las FFP2 las más recomendadas por seguridad.

Y más ahora que entramos en fechas navideñas y que las calles se ponen hasta arriba. A pesar de que se puede salir y se pueden ir a ver las luces de las ciudades, siempre hay que tener la mascarilla puesta. Hay tres tipos de mascarillas. Las mascarillas higiénicas y las mascarillas quirúrgicas. También están las mascarillas EPI, en donde entran estas FFP2. El gobierno recomienda que las lleven las personas en contacto con el virus. Sin embargo, están a la venta en muchos supermercados.

Dónde tirar la mascarilla

Mascarillas FFP2: estas son las mejores para comprar en el supermercado

Uno de los problemas de las mascarillas una vez se les han dado uso es qué hacer con ellas. Actualmente no hay una norma clara para deshacerse de las mascarillas FFP2, sin embargo, lo que nunca se debe hacer es tirarlas al suelo o dejarlas en la vía pública. Eso pone en riesgo a toda la sociedad, sobre todo, si estamos contagiados.

Lo mejor que puedes hacer para deshacerte de tu mascarilla es echarla en una bolsa de plástico o de basura que esté vacía. Una vez dentro, tendrás que cerrar la bolsa lo mejor que puedas. Así evitaremos que cualquier persona o animal hurgue en la bolsa y pueda contagiarse sin querer.

Posteriormente debemos dejar la bolsa en la basura. Nunca en la vía pública, si no en el contenedor. Hay que ser responsable y evitar los contagios. Y para poder tirar nuestras mascarillas, esta puede ser la mejor forma para hacerlo. Así no ponemos en riesgo a ningún allegado ni a otras personas que puedan encontrarse con la bolsa.