Quantcast

Cómo protegerte del mal de ojo

Se dice que el mal de ojo consiste en producir daño con tan solo mirar de una mala manera a otra persona. Las creencias sobre superstición y mala suerte son infinitas y el llamado mal de ojo forma parte de ellas.

El origen del mal de ojo se remonta a la antigua Babilonia y Egipto, pues fue justo en estos pueblos donde se pensaba que la maldad se acumulaba o salía a través de las ‘ventanas del cuerpo’ , es decir los ojos.

Se dice que infinitas son las culturas que han atribuido los males a miradas ‘malignas’ y de hecho algunos piensan que ciertos tipos de mirada contienen poderes maléficos, por lo que siempre buscan maneras de protegerse.

Aunque muchos son escépticos sobre este tema, otros le ponen más atención y cautela a las miradas desconocidas. La envidia y lo negativo aparentemente se vuelca sobre aquella persona que fue vista por unos ojos con malicia

El mal ojo funciona aparentemente por envidia o admiración del «emisor», que a través de su mirada, bien sea directa, en símbolo o incluso mentalmente, generan un mal en la persona envidiada o admirada. Algunos incluso dicen que a veces no es voluntario, solo surge con el simple hecho de mirar fuerte.

¿Quién atrapa más rápido el mal de ojo?

¿Quién atrapa más rápido el mal de ojo?

Muchos creen que los mal de ojo son atrapados más fácilmente por niños, aunque el mal alcance también a los adultos. En vista que los niños son pequeños inocentes, es más fácil que la maldad llegue. Se dice que muchos niños con mal de ojo tienden a enfermarse, a sentir temores o sentirse sin ánimos de jugar.

Anteriormente y en la actualidad, se tiene la creencia que el mal de ojo atrae enfermedades y desgracias, pues muchas de las enfermedades que aparecen son repentinas, sin explicación aparente.

Por ello siempre recomiendan colocar cintas rojas o amuletos en las cunas de los niños, para protegerlos de quien los mira, los carga y hasta los saluda.

¿Cómo saber si tengo un mal de ojo?

¿Cómo saber si tengo un mal de ojo?

Las creencias refieren que cuando una persona tiene mal de ojo su vida se vuelca a la desgracia. Todo les comienza a salir mal, están siempre cansados, surgen dolencias en el cuerpo y hasta comienzan a padecer males que nunca había padecido como por ejemplo dolores de rodilla o de cabeza.

Lea TAMBIÉN: NI FRITO NI EN CROQUETA, ASÍ SE HACEN LOS HUEVOS ENCAPOTADOS

Cuando todo parece negativo, hay muchos problemas, la persona no consigue solución a nada y emocionalmente se siente incapaz y destruido, justamente allí es cuando se comprueba que hay mal de ojo.

Algunos dicen que los males rebotan a los familiares, pero lo que es cierto es que tanto la familia como el o la afectada, tienden a deprimirse. Algunos pierden peso, otros pierden relaciones laborales y hasta sentimentales.

¿Qué debo hacer para quitarme el mal de ojo?

¿Qué debo hacer para quitarme el mal de ojo?

Aunque pareciera que es imposible salir de los males, sí se puede y con rituales sencillos que puedes hacer pese al desanimo.

Lo que debes hacer es colocar una pizca de sal sobre la palma de tu mano y ciérrala formando un puño, pásala alrededor de tu cabeza tres veces en sentido del reloj y tres veces en sentido contrario. Posteriormente, disuelve metiendo en un vaso con agua. Automáticamente el mal de ojo se queda en el agua.

También puedes intentar darte un baño con hojas de ruda. Esta planta tiene muchas propiedades curativas y el baño debe ser con toda la calma y cero estrés. Recuerda que el baño es para quitar todo lo malo que te han echado, por tanto debes tomarlo con calma.

Trucos para protegerse del mal de ojo

Trucos para protegerse del mal de ojo

Como todo mal tiene solución, a continuación te voy a dar los trucos para protegerte de cualquier mal de ojo que se te pueda cruzar.

Echar vinagre y sal gruesa. Con esto puedes limpiar todos los rincones de la casa, comenzando desde el lugar más alejado de la puerta de entrada. Al llegar a la entrada, haces la señal de la cruz.

Tener una turmalina negra. Esta piedra limpia las energías negativas y debes colocarla donde duermes ya que esta absorberá las malas vibraciones.

Colocar una cinta o hilo de color rojo alrededor de la muñeca en la mano derecha. Esto funciona para niños y adultos.

Usar los amuletos de la mano de Fátima también ayuda, al igual que el llamado ‘ojo turco’.

Confeccionar una bolsa mágica. Se requiere cortar tres cruces de la misma tela con que se confecciona la bolsa, un trozo de cirio pascual, un diente de ajo, anís estrellado, incienso y anís verde. Agrega todos estos elementos a la bolsa, amarra y coloca dentro de tu ropa.

Coloca debajo de tu cama un plato con cuatro carbones en forma de cuadrado. El símbolo y el elemento absorberán cualquier mala vibra que llegue de afuera. Es recomendable cambiarlos a diario y cuando vayas a retirar no puedes tocarlos.

Hay infinitas formas de cuidarse, pero lo cierto es que la mejor solución es identificar a esas personas que no quieren bienestar para tu vida y alejarte de ellas.