Quantcast

Por qué el renting es la mejor alternativa a comprar un coche nuevo

La fórmula que ofrecen las empresas de renting está siendo un éxito total “Vehículo a estrenar con todo incluido y con la flexibilidad de poder cambiarlo por otro nuevo en menos de cinco años”. Swipcar, el marketplace de renting del momento, apuesta por su combinación como solución definitiva de movilidad tanto para conductores particulares como autónomos y empresarios.

El todo incluido: ahorro y comodidad

Comprarse un coche hoy en día no es nada fácil, hay que lidiar con aspectos como la financiación y hacer frente a una cuota de apertura de un valor muy alto. Esta primera traba queda solventada con el renting, pues no hace falta pagar ninguna entrada. Las empresas de renting como Swipcar han entendido que, para el cliente final, no sólo es importante el ahorro de dinero, también lo es el tiempo.

Por eso, la cuota de renting incluye todos los servicios asociados al vehículo: seguro a todo riesgo, mantenimiento y reparaciones, asistencia en carretera, impuestos de circulación, cambio de neumáticos y cualquier gestión relacionada con el coche. Además, los conductores autónomos y las empresas se pueden deducir el IVA, la cuota mensual de renting en el Impuesto de Sociedades y no computa endeudamiento en CIRBE.

¿Cuándo interesa el renting a un particular?

Igual que ha pasado con la vivienda, con el ocio y con muchos otros servicios, cada vez más personas entienden la movilidad como un servicio y no una propiedad. A corto y medio plazo, el renting supone un ahorro económico bastante importante comparado con la compra. Las gestiones como la renovación del seguro, los impuestos y la ITV también quedan en responsabilidad de las empresas de renting, que son responsables de los vehículos.

Un coche de renting puede ser especialmente interesante para personas que buscan una manera fácil y cómoda de desplazarse en su día a día con todas las ventajas que proporciona tener vehículo propio, ya sea para ir al trabajo, de compras o hacer visitas, además de hacer escapadas de fin de semana y viajes.

Otro ejemplo claro lo encontramos en los usuarios que necesitan un modelo de vehículo determinado durante un tiempo concreto, por ejemplo, alguien que está poniendo en marcha un nuevo negocio, una familia que ha tenido hijos recientemente o alguien que está viviendo en una ciudad de forma temporal. A todos ellos les conviene, especialmente, poder tener un vehículo propio durante tres, cuatro o cinco años para luego renovarlo o cambiarlo por otro modelo que se ajuste a sus nuevas necesidades.

Comprar un coche ya no sale a cuenta.

Está demostrado que comprar un automóvil a corto y medio plazo ya no resulta rentable. Sólo por realizar esta operación, deberemos pagar un depósito inicial de un valor realmente elevado, hacernos cargo del coste del préstamo financiero, de la entrega y el registro. A parte, como propietarios del coche, deberemos responsabilizarnos del pago de impuestos de circulación, seguro, cambio de neumáticos, asistencia en carretera, reparaciones, mantenimiento y el valor de la reventa del coche en caso de que así lo quisiéramos.

Con la tarifa de renting mensual fija, en cambio, se incluyen todos los gastos asociados al coche, desde el seguro hasta el mantenimiento. Esto supone un ahorro de entre un 15% y un 20% respecto a la compra.

Swipcar, plataforma online de renting pionera en el sector, se ha especializado en ofrecer un servicio de renting completo a particulares y profesionales y ya cuenta con más de 70 modelos de vehículos distintos operativos en España, Francia y Portugal, de entre los que podemos encontrar coches urbanos, SUV, compactos, berlinas, 4×4 y furgonetas.