Quantcast

Extremadura considera que el cribado en farmacias no aportará «resultados relevantes»

El vicepresidente segundo de la Junta y consejero de Sanidad, José María Vergeles, ha considerado que el cribado que se pueda hacer en las oficinas de farmacias no aportará «resultados relevantes» para la situación epidémica y que no es «seguro» ni para los trabajadores ni para los clientes de estos establecimientos.

Así, ha puesto como ejemplo que si un test antigénico realizado en una farmacia da positivo debería ser comunicado a la autoridad sanitaria y, a partir de ahí, si se ha producido un contacto con esa persona superior a quince minutos sin material de protección serían «contactos estrechos sin tener que serlo».

Por lo tanto, ha dicho, poniendo en la balanza los riegos y beneficios, en este momento, los técnicos en salud pública de Extremadura «no lo ven necesario y así lo estamos haciendo».

«Eso no quiere decir que, pasado un tiempo, si las circunstancias cambian o las características técnicas de los test son otras, porque lo diga el fabricante o el Instituto de Salud Carlos III, pueda ser que nosotros adoptemos un criterio de cribado en las oficinas de farmacia», ha asegurado.

Vergeles ha realizado estas declaraciones en una rueda de prensa en la que ha informado sobre los acuerdos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y de la situación de la pandemia en Extremadura y en la que querido diferenciar entre los test de anticuerpos y los test de antígenos.

Así, ha indicado el consejero que los test de anticuerpos miden las defensas y no el virus y son los que se van a poner a la venta en las farmacias, mientras que los test de antígenos sí sirven para conocer si se tiene el coronavirus.

Además, ha recalcado que los test de anticuerpos deben estar prescritos por un facultativo para proceder a una interpretación correcta del resultado, además de incidir en que estas pruebas no sirven para hacer cribado.

Por ello, el consejero ha considerado que por la tasa de positividad de las pruebas en Extremadura, que este pasado martes era de alrededor de un 5,8 por ciento, y porque se van a realizar en personas que no tienen síntomas, a los test de antígenos no se le puede conceder la misma validez que a una prueba PCR.

«Los test de antígenos tienen las misma validez que una PCR en población vulnerable, cuando la tasa de positividad en la comunidad autónoma es de al menos el 10 por ciento o en pacientes que presentan síntomas dentro de los primeros cinco días», ha aseverado el consejero, que ha añadido que si ese test da positivo es como si diera positivo una PCR.