Quantcast

Pepino: Estos son los peligros que no conoces

Con el auge de las dietas veganas y vegetarianas tendemos a encumbrar como ‘saludables’ a una serie de alimentos que realmente no lo son, especialmente si los consumimos en exceso. No todo lo verde es bueno. Uno de estos productos es el pepino, un vegetal que a priori parece inocuo -por la gran cantidad de agua que posee-, pero que tiene una serie de componentes químicos que pueden acabar problemas estomacales.

Y es que este vegetal tiene una serie de sustancias bajo su piel y en el extremo del tallo, las cucurbitacinas, que son los que producen el ya famoso amargor de los pepinos y que suelen generar gases en exceso en el sistema digestivo. Lo de ‘que te repita’. Así lo explicaba la nutricionista Beatriz Robles en una entrevista con El Español.

¿CÓMO PREPARAR EL AGUA DE PEPINO?

Preparar agua de pepino no tiene complicación ninguna. Sigue estos breves pasos para disfrutar de una bebida refrescante y diurética:

  1. Antes de nada, corta el pepino en rodajas. Además del pepino, también podemos añadir algunas rodajas de limón o jengibre para darle algo más de sabor al conjunto.
  2. Mezclamos todo en una jarra junto con hierbabuena y un litro de agua.
  3. Dejamos todo en la nevera durante un día (aunque con medio será suficiente), colamos el agua y ya esta listo para consumir. Puede ser el complemento perfecto para nuestra dieta.
¡Qué jarra más fresca de agua de pepino!