Quantcast

La pandemia frena la creación de empleo en la industria alimentaria

La crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19 ha frenado la buena dinámica en la creación de empleo que la industria de alimentación y bebidas había consolidado tras cinco años consecutivos aportando cifras positivas, según se desprende del informe de empleo elaborado por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que recoge el comportamiento del sector durante los primeros seis meses del año.

Así, la pandemia ha provocado un crecimiento plano en la creación de empleo durante el primer semestre de este año. En términos de ocupación, el sector en su conjunto solo ha sumado 835 nuevos puestos de trabajo en este periodo, un 0,2% más con respecto al cierre de 2019, y permanece estable.

Según FIAB, los alimentos y bebidas siguen confirmándose como un sector estratégico y sólido desde una perspectiva económica y social, si bien desde la patronal de alimentación advierten de que las estadísticas recogidas en dicho informe no reflejan totalmente la situación real en el escenario laboral, puesto que no muestra el efecto de los trabajadores que se encuentran en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs).

Así, la federación calcula que en el mes de octubre alrededor de 9.700 empleos se encontraban en esta situación. De darse este hecho, tanto en términos de ocupación como de afiliación, se reflejaría una mayor caída.

«La industria de alimentación y bebidas ha afrontado la crisis con gran fortaleza y responsabilidad y, a pesar de que el Covid-19 ha impactado de manera directa en su trayectoria generadora de puestos de trabajo durante los últimos ejercicios, se sigue mostrando como sector clave del empleo de la economía española y capaz de afrontar y liderar la reactivación de nuestra economía», ha señalado el director general de FIAB, Mauricio García de Quevedo.

Teniendo en cuenta la capacidad de la industria de alimentación y bebidas para generar empleo, desde FIAB ven necesario la adopción de medidas encaminadas a la protección de su actividad como un sector esencial para el proceso de recuperación de la economía española.

En el actual contexto económico es imprescindible, a su juicio, flexibilizar y extender los ERTE y garantizar la seguridad jurídica de las condiciones de trabajo para acompasarlas a la recuperación de la actividad.

Asimismo, FIAB considera necesario replantear las políticas de empleo en el marco del diálogo social y la colaboración público-privada, con el fin de dar una respuesta adecuada en el proceso de reactivación y orientar los excedentes de personal que puedan producirse en algunas actividades hacia otras con problemas de cobertura de vacantes.

Para ello, es necesario «detectar las necesidades del mercado laboral y los sectores productivos y acompañarlo de una intensa labor en orientación y formación».

Finalmente, la industria destaca la puesta en marcha de incentivos fiscales para seguir impulsando la competitividad. «Debemos evitar la carga de impuestos que retraen el consumo, redundan en las rentas más bajas y pueden poner en peligro miles de puestos de trabajo. El sector de alimentación y bebidas en su conjunto está listo para apoyar la reactivación económica, pero solo será posible dentro de un escenario sin trabas a la actividad económica», ha indicado García de Quevedo.