Quantcast

Cómo quitar las uñas acrílicas

Las uñas largas y hermosas siempre se han considerado uno de los símbolos de la feminidad, es por ello que las visitas a la estética son continuas,  ya sea para una simple manicura o para la aplicación de extensiones en las uñas, como lo son las uñas de acrílico.

Estas últimas, pueden hacerte sentir como una reina del glamour por su longitud y los hermosos diseños que se pueden hacer en ellas. Pero el problema surge cuando comienzan a desgastarse o como suele suceder en muchos casos: te aburres de ellas o comienzan a estorbarte al momento de hacer tus actividades diarias, pero no tienes tiempo para llamar a tu manicurista de cabecera para pedirle que te las quite.

Es por ello que el día de hoy te indicaremos paso a paso para poder quitarte las uñas acrílicas, eso sí, sin dañar tus uñas naturales.

Pero antes de hacerlo, recuerda que si no estás 100% segura, es mejor contactes a un buen profesional para que haga este trabajo. Pero si ya no aguantas un día más, sigue con el artículo.

Recomendaciones

uñas acrílicas

Sin importar cómo decidas remover tus uñas acrílicas, primero debes cortar tus uñas postizas según el largo que tenga tu uña natural debajo. O si las prefieres totalmente cortas, ten cuidado de no cortar demás y lastimarte al momento de usar el cortauñas.

También ten presente que al momento de adelgazar la capa de acrílico, recuerda hacerlo con cuidado, además de tomarte tu tiempo para ello, ya de esta forma evitarás dañando tus uñas naturales. Reduce la capa de acrílico hasta que la uña comience a verse opaca, esto ayudará a facilitar la remoción de las uñas acrílicas.

Y como extra, es recomendable que te apliques vaselina o alguna crema hidratante de tu preferencia en las manos, ya que la acetona y el alcohol podrían maltratar la piel de tus dedos.

Agua y acetona

uñas acrílicas
  1. Mezcla agua tibia con acetona en un recipiente y sumerge tus dedos por al menos 45 minutos. Si el agua se enfría, intenta cambiarla para un mejor resultado, ya que el agua tibia ayuda en la remoción de las uñas acrílicas.
  2. Con la ayuda de una pinza o de algún palito, intenta levantar la uña acrílica desde la cutícula hacia abajo. En caso de resistirse, mantenlas en remojo durante unos minutos más.
  3. Una vez retirada la uña, remueve los residuos con la ayuda de una lima.

Agua y alcohol

uñas acrílicas
  1. Mezcla agua tibia con alcohol en un recipiente y sumerge tus dedos entre 35 a 45 minutos. Si el agua se enfría, intenta cambiarla para un mejor resultado, ya que el agua tibia ayuda a despegar las uñas acrílicas.
  2. Con la ayuda de una pinza o de algún palito, intenta levantar la uña acrílica desde la cutícula hacia abajo. En caso de resistirse, mantenlas en remojo durante unos minutos más.
  3. Una vez retirada la uña, quita los residuos con la ayuda de una lima.

Solo con agua

uñas acrílicas
  1. Llena con agua un recipiente y sumerge tus dedos entre 30 a 35 minutos. Si el agua se enfría, intenta cambiarla para un mejor resultado, ya que el agua tibia ayuda a retirar las uñas acrílicas.
  2. Con la ayuda de una pinza o de algún palito, intenta levantar la uña acrílica desde la cutícula hacia abajo. En caso de resistirse, mantenlas en remojo durante unos minutos más.
  3. Una vez retirada la uña, elimina los residuos con la ayuda de una lima.

Algodón remojado en acetona.

uñas acrílicas

Para ello necesitarás cortar algunos rectángulos de papel aluminio lo suficientemente grandes para que puedan caber tus dedos, lo recomendable es que las tiras sean de 10×5 centímetros.  

  • Primeramente remoja un poco de algodón y colócalo sobre tu, envolviendo tu dedo con el papel aluminio, de esta forma aseguras que la acetona haga su trabajo. Déjalas así por al menos 20 minutos.
  • Pasado el tiempo, retira el papel aluminio junto con los algodones para proceder a remover las uña acrílicas con ayuda de una pinza que tengas a la mano. Si ves que la uña no se ha removido por completo,  repite el primer paso por unos 5 a 10 minutos más hasta finalmente desprender  el acrílico.
  • Con la ayuda de una lima, remueve las sobras de acrílico de tus uñas naturales.

Es recomendable que luego de haber retirado las uñas postizas, las dejes al natural por al menos un par de días antes de aplicarte cualquier esmalte de pintura o brillo, de esta forma la uña cobrará fuerzas antes de que te lances a probar cualquier otro procedimiento.

¿Qué tal? Ahora sabes cómo quitarte esas uñas postizas con el máximo cuidado y como toda una profesional sin la necesidad de asistir a la estética. Pero recuerda que nunca está demás consultar a un especialista en el área en caso de tener cualquier duda, esto te ayudará a evitar que pases un mal rato.