Quantcast

El portavoz de los obispos cree que la palabra ‘nación’ “está secuestrada por los nacionalistas”

El secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Luis Argüello, ha indicado que en España “cuesta” utilizar las expresiones ‘nación’ y ‘patria’, en el primer caso porque, a su juicio, “está secuestrada por los nacionalistas” y, en el segundo caso, porque “parece de la puerta de un cuartel”.

“En España, la expresión nación nos cuesta porque está secuestrada por los nacionalistas, y la cuestión ‘patria’ nos es difícil porque parece de la puerta de un cuartel, con bastante injusticia, por otra parte, a la hora de hablar del Benemérito Cuerpo de la Guardia Civil. Entre nosotros circula con mucha más normalidad hablar de país”, ha subrayado Argüello.

Así lo ha indicado el secretario general de la CEE este jueves 29 de octubre en un acto para presentar la encíclica del Papa Francisco ‘Fratelli Tutti’ (Hermanos Todos), que ha tenido lugar en el auditorio de la Fundación Pablo VI.

El también obispo auxiliar de Valladolid ha destacado la reflexión que hace Francisco sobre “la patria” y ha precisado que “el otro día se lo resumió al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en 8 minutos”, haciendo referencia al discurso que dio ante el presidente durante su visita al Vaticano el pasado sábado.

“El Papa dice que un político no solo puede gestionar el progreso sino que tiene que ayudar a consolidar la nación, y esto habla de unos vínculos de la amistad, pero se atreve más y dice que hace falta construir una patria”, ha puntualizado.

En esta línea, ha precisado que Francisco, al hablar de ‘patria’, habla de elementos míticos, advirtiendo de que “el elemento mítico por sí solo es el que hace que los populistas enarbolen la bandera”; y añadiendo que el elemento de progreso por sí solo hace que los economistas “quieran dominar con su paradigma tecnocrático la organización de todo”.

Por ello, ha apostado por conjugar lo mítico y lo lógico con el elemento “místico” porque, según ha dicho, “hablar de caridad no es hablar solo de un sentimiento baratillo”.

Por otro lado, el secretario general de la CEE considera que “este coronavirus ha venido para tirar de la manta y poner de manifiesto muchas cosas que ya estaban” y ha instado a hacer una “mejor política”, recordando que “algunos partidos” decían haber “venido a ser los paladines de la buena política”.

NO BASTAN ESTADOS DE ALARMA

A su juicio, frente a la pandemia no son suficientes los Estados de Alarma sino que es necesaria la responsabilidad ciudadana. “No bastan estados de alarma, no bastan decretos ni órdenes ministeriales, hace falta la colaboración de un ciudadano virtuoso y responsable, y la respuesta organizada de tantos trabajadores de diversos sectores, empezando por el sanitario”, ha puntualizado.

Para Argüello, la emergencia provocada por el Covid-19 hace caer en la cuenta de que hay algunos que “solo ven la economía desde sus propias reglas paradigmáticas” y otros “que solo enarbolan los intereses de un supuesto pueblo que no termina nunca teniendo carne ni rostro”.

Finalmente, ante el ataque con cuchillo en una iglesia de Niza que ha dejado al menos tres muertos y varias personas más heridas, el obispo ha recordado la encíclica ‘Fratelli Tutti’ para subrayar “que no hay que hacer nunca de Dios el argumento o la razón para la violencia y que si se hace así, es una desfiguración del rostro de Dios y una manipulación de sus palabras”.

En el acto, presentado por el director general de la Fundación Pablo VI, Jesús Avezuela, también ha participado el rector de la Universidad Pontificia Comillas, Julio Luis Martínez, quien ha destacado cómo el Papa Francisco hace un llamamiento a los políticos a que “entren en diálogos constructivos de búsqueda del bien común” y no solo tengan “un buen marketing”.

“El llamamiento que hace en la encíclica es tremendo: que los políticos sean personas que entran en contacto con la realidad, que les duela lo que le pasa a la gente, que no piensen en cómo van a conseguir más votos”, ha zanjado.