Quantcast

Reproches, sexo, perdones… Todo lo que pasó entre Melyssa y Tom después de ‘La isla de las tentaciones 2’

‘La isla de las tentaciones 2’ se despide, pero no antes sin revelarnos todas las incógnitas que se esconden tras sus participantes. El pasado domingo, Telecinco emitía su última hoguera. Una gala en la que las parejas se reencontraron por primera vez desde que llegaron al reality y donde tuvieron la oportunidad de decirse todo lo que pensaban el uno del otro.

Todas las parejas, a excepción de Alessandro Livi y Patricia, decidieron continuar su vida separados. Algunos con sus solteros, como fue el caso de Mayka -que se fue con Óscar– y Melodie -con Beltrán-, y otros abandonaron solos, como Marta o Pablo, después de unas largas discusiones con sus respectivos (ex)novios que no dejaron de indiferente a nadie. Gritos, llantos, peluches quemados… La última gala de ‘La isla’ ha tenido mucho para comentar en el debate de las tentaciones.

Así, la pareja protagonista de esta segunda edición abandonó el reality varios días antes de su final. Tom y Melyssa pusieron fin a su amor de la forma más desastrosa posible, pero el final del último programa nos desveló secretos que dejaron a los espectadores con la boca abierta: ¿se acostaron después del programa? Mediaset desveló la respuesta en el penúltimo debate. Si quieres saber todo lo que pasó tras su paso por ‘La isla de las tentaciones’, te lo contamos.

Los perdones de Tom a Melyssa

‘El debate de las tentaciones’ mostró también unas imágenes inéditas de la pareja después de abandonar sus respectivas villas. Un encuentro en el que Tom se mostró, no arrepentido, pero sí de una manera diferente a como estaba durante la gala.

Así, comenzó su disculpa asegurando que “estaba muy dolido”: “Lo siento muchísimo. Aquí todo va muy rápido, todo es muy intenso. Estaba perdido”, confesaba, pero Melyssa no dio su brazo a torcer y dejó bien claro que lo que estaba escuchando “no tenía lógica”: “Al haber penetrado a otra ya no tienes derecho a recriminarme nada ni a mirarme a la cara. Te sientes avergonzado, estás arrepentido y ahora te justifica como que no eras feliz conmigo. Pero no tengas pena por mí porque me has hecho un favor, te has quitado de mi vida”, decía tajante.